Menú Buscar
Álvaro Morata durante su periplo en el Madrid

Los futbolistas españoles se revalorizan en un mercado sin control

El fichaje de Álvaro Morata por el Chelsea a cambio de 80 millones sitúa al delantero como el traspaso nacional más caro de la historia

5 min

En un mercado cada vez más corrompido, con precios desorbitados por medianías y jugadores todavía por descubrir, no es difícil imaginar que cada vez los traspasos que se sitúan como récords por sus exageradas cifras prevalezcan menos tiempo en el puesto más destacado del podio.

Tras siete temporadas situado como el traspaso más caro de la historia de un futbolista español, el fichaje de Fernando Torres en la temporada 2010-11 por el Chelsea a cambio de 58,5 millones ha dejado de ostentar dicha condición tras la conocida salida de Álvaro Morata, hace tan solo unos días, del Real Madrid.

El hasta ahora delantero madridista se incorporará al Chelsea tras una negociación que rondará los 80 millones de euros, dejando al ariete madrileño como el traspaso español más caro de la historia desbancando así a Fernando Torres.

Un sinsentido

La permuta que ha sufrido el mercado de fichajes entre un récord y otro queda patente en la figura de sus dos protagonistas. Antagonistas en su trayectoria y en el rol vivido antes de entrar en la historia de los traspasos, los números indican que existe una más que sorprendente diferencia de 21,5 millones entre el coste de un futbolista suplente en el Real Madrid y de otro que se marchó siendo toda una referencia en el Liverpool.

Fernando Torres, en su etapa en el Chelsea / EFE

Fernando Torres, en su etapa en el Chelsea / EFE

Mientras Fernando Torres se incorporó al Chelsea siendo un futbolista más que consagrado, en alza y todo un ídolo en el Liverpool tras lograr 81 goles como red, Álvaro Morata lo hace sin haber encontrado la anhelada regularidad, como suplente habitual en el Real Madrid y con 20 goles en una última temporada donde solo ha gozado de oportunidades debido a las lesiones o en encuentros de menor calado.

Las otras cifras de récord

Curiosamente, para encontrar el número tres de la nómina de traspasos más caros de futbolistas españoles, uno debe remontarse casi 16 temporadas atrás.

En 2001, el traspaso de Gaizka Mendieta al Lazio rompió cualquier esquema con una negociación que acabó cifrada en 48 millones de euros, en un movimiento muy poco usual en aquella época donde el coste de cada movimiento se estudiaba a fondo antes de realizar la inversión.

Años más tarde, siguiendo la inflación progresiva del mercado hasta el punto actual, el traspaso de Juan Mata al Manchester United, en la 2013-14, cifrado en 44,73 millones de euros se ganó un puesto en una lista donde también figura su compañero de equipo Ander Herrera, que aterrizó en Old Trafford en 2014 por 36 millones.

En auge

Hace ya unas temporadas, concretamente en la 2010-11, el Barça también contribuyó en la nómina con la incorporación de David Villa por 40 millones, misma cifra que le costó al Bayern de Múnich cerrar el fichaje de Javi Martínez por orden expresa de Jupp Heynckes.

David Villa celebra su gol ante el Milán / EFE

David Villa celebra su gol ante el Milán / EFE

El último en incorporarse al selecto grupo junto a Álvaro Morata ha sido Víctor Machín Pérez ‘Vítolo’ siguiendo con la tendencia de las últimas temporadas donde las cifras aumentan sin cesar en lo que refiere a la apuesta por los futbolistas españoles.

En el movimiento más llamativo, extraño y peculiar del vigente mercado en La Liga, el hasta ahora futbolista del Sevilla, fichado por el Atlético y cedido al Las Palmas, tiene un precio que oscila entre los 36 y los 37,5 millones de euros en un traspaso que pone de manifiesto que verano tras verano la lista de los récords debe actualizarse.