Menú Buscar

El tirón del fútbol femenino atrae el dinero

Partidos en abierto, financiación y promoción desde las instituciones son las claves del éxito de la Liga Iberdrola

07.12.2017 00:00 h.
7 min
Partido de la Liga Iberdrola entre el RCD Espanyol y la Real Sociedad / RCDESPANYOL

El fútbol femenino no para de crecer. Y el primer gran gol se celebró el año pasado. La temporada 2016-17 fue la primera de carácter profesional de la historia, con el sello de Iberdrola como patrocinador oficial que pone el nombre a la competición.

Después de muchos años de lucha tanto desde los terrenos de juego como fuera de ellos, una serie de factores han contribuido a catapultar una competición que está apoyada en los 1,5 millones de euros que aporta la compañía eléctrica, más los 1,6 millones de euros que pone LaLiga, y con la suma de televisión y otras aportaciones llega a los 4 millones de euros de presupuesto.

La emisión de partidos en directo, tanto en abierto como de pago (a través de Gol TV y BeIN LaLiga), la mayor promoción de la competición desde las instituciones deportivas y la inyección económica de patrocinadores como Iberdrola han generado mayores ingresos y una mayor penetración en la sociedad. Unos datos que se ven confirmados por los grandes picos de audiencia que está firmando la liga femenina durante la presente campaña, compitiendo con la Segunda División y superando a la Liga Endesa de baloncesto.

Partidos en abierto

Los primeros pasos se dieron en octubre de 2013. Mediapro llegó a un acuerdo con la Real Federación Española de Fútbol para emitir, por primera vez, partidos de la máxima competición del fútbol femenino. En sus inicios las retransmisiones se hacían por Gol TV, que únicamente emitía a través de la TDT de pago, antes de su desaparición. Posteriormente la programación fue sustituida por BeIN LaLiga, cuya propiedad se reparten al 50% Mediapro y el grupo catarí BeIN Sports.

Un lance del partido entre el Zaragoza y el Santa Teresa / SANTATERESABADAJOZ

Un lance del partido entre el Zaragoza y el Santa Teresa / SANTATERESABADAJOZ

Durante la primera etapa se ofrecía un partido por jornada y la visibilidad era menor debido a la limitación que implicaba ser un canal de pago. Durante la segunda, Mediapro cambia de estrategia y opta por un modelo mixto: de dos a cuatro encuentros gratuitos en Gol y uno a través de BeIN LaLiga. Ese modelo combinado que da un papel más relevante a la televisión en abierto es uno de los elementos que ha llevado a la Liga Iberdrola a alcanzar las mejores cuotas de audiencia.

Audiencias de récord

El récord de audiencia se produjo hace un poco más de un mes, el pasado 29 de octubre, en el Cerro del Espino de Majadahonda, en el enfrentamiento entre el Atlético de Madrid y el FC Barcelona, los dos mejores equipos que lideran cómodamente la competición empatados a puntos. El hecho de que el partido coincidiera con jornada de Primera y de Segunda no fue un obstáculo para que 260.000 telespectadores presenciaran el duelo en directo, con un 2% de share.

El récord anterior lo firmaba el mismo encuentro de la anterior temporada, con una audiencia de 147.400 espectadores, lo cual indica el salto cualitativo que ha dado el mismo partido esta presente temporada. El tercer choque en liza lo cierra el derbi catalán de la temporada pasada entre el Barça y el Espanyol, que fue visto por 146.100 espectadores.

Mayor apoyo institucional

El nacimiento de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino en noviembre de 2015 fue clave para la consolidación del fútbol femenino. “Es la primera vez que tenemos la oportunidad de colegiarnos y constituir una asociación que vele por los intereses del fútbol femenino”, señaló Pedro Malabia, director del Área de Fútbol Femenino de La Liga y presidente de la asociación.

Las jugadoras del FC Barcelona celebrando un gol / FCBARCELONA

Las jugadoras del FC Barcelona celebrando un gol / FCBARCELONA

Los objetivos pasaban por crear las condiciones necesarias para profesionalizar la categoría y contribuir a una mayor visibilidad y penetración social. Ello llevaba aparejado, claro está, conseguir el suficiente apoyo económico mediante la búsqueda de patrocinadores.

Estrategia diferenciada

Otro de los éxitos de la Liga Iberdrola ha sido la estrategia de programación de Mediapro. Con algunas excepciones, los partidos se suelen emitir los sábados y domingos por la mañana o a primera hora de la tarde, con el objetivo de coincidir lo menos posible con el resto de retransmisiones deportivas (sobre todo evitar que sus partidos se solapen con La Liga).

Esta estrategia ha llevado a la liga femenina a presentar mejores registros de audiencia que la Liga Endesa de baloncesto y en muchos casos a competir con la Segunda División. Tanto es así que el partido protagonizado entre el Atlético de Madrid y el Barça superó el clásico de la ACB entre el Barça y el Real Madrid de la temporada pasada, que fue visto por 200.000 espectadores. Y respecto a la Segunda División, las audiencias del fútbol femenino son en muchos casos equiparables a los de la Liga 1|2|3, según datos facilitados por Mediapro.

En las quinielas

A pesar de los buenos números, a la base social del fútbol femenino le sigue faltando solidez. Pero es una realidad que las instituciones futbolísticas están más concienciadas, apuestan por consolidar la categoría a través de los patrocinios y fomentan el desarrollo del fútbol femenino a través del crecimiento de su número de practicantes. Incluso incorporando un partido de la liga en la tradicional quiniela del 1X2 tras haber llegado a una acuerdo con Loterías y Apuestas del Estado.

El tirón del fútbol femenino es evidente no solo en el volumen de negocio, sino también en fichas federadas. Según datos del Consejo Superior de Deportes, se ha pasado de las 21.396 futbolistas federadas en 2005-06 a las 44.123 en 2016-17. Datos, por tanto, que invitan a ser todavía más optimistas.

¿Quiere hacer un comentario?