Menú Buscar
Imagen de un partido de fútbol australiano

Fútbol australiano, el deporte en el que Cataluña hace de España

La modalidad futbolística que reina en las antípodas no ha logrado asentarse en nuestro territorio por las inexistentes ayudas que ha recibido para su desarrollo

Héctor Farrés
5 min

No cabe ninguna duda de que el fútbol, en todas sus facetas, es el deporte rey. En el continente europeo los equipos más punteros luchan por dominar la escena futbolística a nivel mundial; en Estados Unidos prefieren dejar el soccer apartado y llenar estadios de fútbol americano. Y en la lejana Australia también triunfa el fútbol, pero uno autóctono: el fútbol australiano, o footy, como se le conoce popularmente en la isla.

Esta vertiente del fútbol, de forma lenta y sin que nadie se haya enterado, lleva instalada en España desde principios de milenio. No obstante, son pocos los valientes que se atreven a participar en un juego en el que partirse la crisma en la pugna por el balón está permitido. De hecho, mientras que en Australia hay más de 600.000 jugadores federados en el resto del mundo solamente hay 30.000 deportistas dispuestos a practicar un deporte que a duras penas recibe ayudas en Europa.

Cataluña quiere ser España

Aun así, pese a las dificultades, en España se encuentran dos focos muy diferenciados del footy patrio. La Comunidad de Madrid ha contado con varios equipos que han nacido y muerto en un corto período de tiempo mientras que Cataluña tiene su propia liga, que además hace funciones de federación pese a que solamente hay dos equipos en activo. Esta estructura falta en el resto del territorio español y por ello los diferentes equipos de fútbol australiano no logran salir adelante.

En Cataluña, no obstante, la situación no es mucho más alentadora ya que el fútbol australiano no recibe ninguna ayuda del Govern, pese a que este está obligado a hacerlo, ya que la Liga de Fútbol Australiano de Cataluña (LFAC) sí está reconocida de forma oficial por la Australian Football League (AFL), la principal liga y órgano rector del footy, en aras de extender por el mundo un deporte muy local. 

Es por ello que esta modalidad ha quedado estancada en Cataluña pese a que la selección catalana, que ha participado en nueve Europeos y un Mundial a 9, ha llegado a estar por encima de España y otros países de primera línea deportiva como Portugal o Polonia.

Imagen de un encuentro

Imagen de un encuentro / AFL Media

La falta de liquidez y ayudas por parte del gobierno autonómico catalán obligó a la selección catalana a crear una petición online de crowdfounding para poder participar en 2013 en el Europeo que se celebró en Burdeos. Para ello pidieron 2.000 euros, y los consiguieron aunque quedaron últimos. España, por su parte, ha rechazado ir a cualquier evento por cuestiones económicas.

¿Y qué es el fútbol australiano?

Esta modalidad es uno de los platos fuertes en Oceanía y, sobre todo, en Australia, donde alcanza cuotas de pantalla muy importantes. En un campo ovalado dos equipos de 18 jugadores cada uno luchan por marcar más puntos que el contrario.

Para ello deben hacer pasar un balón esferoidal por una de las tres porterías - cuatro postes dispuestos verticalmente y a cierta distancia el uno del otro - que hay dispuestas a cada extremo del terreno de juego. Si el balón atraviesa la portería central es un gol, que vale 6 puntos, si pasa por las dos restantes es un behind, que cuenta como un punto. Para llegar a las porterías los jugadores pueden utilizar las manos y los pies para pasarse el balón. El footy es un deporte de alta intensidad en el que la velocidad y la dureza en el contacto son factores indispensables.