Menú Buscar

Francia - Croacia, dos décadas después

Los croatas se cuelan en una final por primera vez en su historia tras remontar a Inglaterra y se enfrentarán a los galos este domingo en busca de su primera estrella

Los jugadores de Croacia celebran la clasificación para la final del Mundial / EFE
12.07.2018 15:56 h.
4 min

La final ya tiene protagonistas. Francia y Croacia lucharán durante 90 minutos, o más si se da el empate y visto el camino de los croatas hasta ahora, por el reconocimiento mundial a la mejor selección. Después de que Francia eliminará a Bélgica el martes y este miércoles Croacia remontara a Inglaterra un 1 a 0 inicial en el minuto 109 con un gol de Mandzukic tras un error de la defensa británica, los dos países elegidos ya están definidos. 

Este es el partido por el que 32 selecciones han estado esperando cuatro años y pese a que las apuestas solo colocaban a Francia como posible finalista, Croacia se ha hecho con un hueco más que merecido en la final de Rusia 2018. El equipo dirigido por Zlatko Dalić ha conseguido superar a grandes selecciones. Invicta en fase de grupos, ha acudido a la prórroga en los tres partidos y a los penaltis --frente a Rusia y Dinamarca-- para llegar hasta la final

La velocidad de los galos contrasta con el juego asociativo del medio del campo croata, liderado por Modric y Rakitic, en pleno estado de forma físico y creativo.

Un favorito

Francia se postula como la favorita para alzarse con su segundo título mundial. Tras conquistar su primera estrella en 1998, en el Mundial que precisamente se jugó en su país, los galos se han ido de vacío en todos los campeonatos. Ese mismo Mundial fue el que enfrentó, por primera y única vez en la historia, a las dos selecciones que el domingo lucharán por la corona en el Luzhniki de Moscú. 

Hace dos décadas, ambas selecciones se encontraron en semifinales, y pese al primer tanto croata de las botas del delantero Davor Suker, Francia logró remontar el partido gracias a dos tantos de Lilian Thuram. Pese a su derrota, los croatas superaron a Holanda en el partido por el tercer puesto y consiguieron el único podio mundial que tienen en su palmarés. Una medalla de bronce que podría cambiar este domingo a oro.

Velocidad y descaro

Esta Francia acongoja a cualquiera. La calidad de sus jugadores y el tridente atacante han acabado con todas las defensas a las que se han enfrentado. La primera víctima fue Argentina, que ya había caído previamente contra también la otra finalista, Croacia. Seguidamente fulminó a una Uruguay sin Cavani y acabo con Bélgica, aunque con dificultades. Una oportunidad de oro para los galos que han resurgido de sus cenizas de la mano de Deschamps.

El Barça se beneficia

Como se preveía, el Barça 'ganará' este mundial sea quien sea el vencedor. Cuenta con Rakitic del lado balcánico y con Umtiti y Démbele en la selección francesa. Pese a que el extremo francés no ha tenido mucho protagonismo, el central del Barça ha sido decisivo en defensa y en ataque con su gol de cabeza frente a Bélgica. Por el otro lado, Rakitic, ha liderado el centro del campo y ha sido el encargado de transformar el último penalti siempre que se le ha requerido. Todo un héroe nacional. El domingo solo puede quedar uno.

¿Quiere hacer un comentario?