Menú Buscar
Francesco Calvo, en representación del Barça, en la presentación de un acuerdo / FC Barcelona

Francesco Calvo, director del área de negocio global del Barça, inhabilitado en Italia

El ejecutivo es condenado en el caso que relaciona a la directiva de la Juventus con los ultras de la mafia Ndrangheta

3 min

Definitivamente, el Barça no está teniendo buen ojo a la hora de elegir a los diferentes ejecutivos que trabajan en el club. Desacertados, las desagradables sorpresas no tardan en saltar. Después de un verano convulso, donde se descubrió que Shahe Ohannessian, considerado el testaferro de Sandro Rosell y en libertad con cargos acusado de blanqueo de dineroestuvo en nómina y donde el nuevo asesor estratégico azulgrana en América, James Costos, apareció en redes sociales con una camiseta del Real Madrid celebrando el título de Champions logrado por los de Zidane, esta semana la junta de Josep Maria Bartomeu ha recibido un nuevo revés.

Francesco Calvo, director del área de negocio global del Barça desde 2016 (aterrizó en el club en octubre de 2015 como director comercial) ha sido condenado en Italia a 15 meses de inhabilitación y una multa de 20.000 euros tras quedar probada su vinculación con el caso que relaciona a la directiva del Juventus con los ultras de la conocida mafia calabresa Ndrangheta.

Contactos irregulares con ultras

En el mismo proceso, Andrea Agnelli, presidente del Juventus, ha sido inhabilitado 12 meses de "actividades relevantes de la directiva del club" por el Tribunal Nacional de la Federación de Fútbol Italiana (FIGC), en el proceso contra el máximo mandatario de la entidad turinesa por relaciones con los ultras. Agnelli, que fue recientemente elegido como presidente de la Asociación de Clubes Europeos (ECA), fue sancionado por mantener contactos irregulares con algunos ultras del club y haber favorecido la reventa de billetes del estadio.

El dictamen del Tribunal Nacional de la FIGC prevé 12 meses de inhabilitación a Agnelli, más una multa de 20.000 euros, e involucró también a otros tres directivos del Juventus, también considerados responsables de esos contactos. Junto al mencionado Francesco Calvo, también han sido sancionados el responsable de seguridad, Alessandro D'Angelo, y el anterior director de la taquilla, Stefano Merulla, ambos con 12 meses de inhabilitación y 20.000 euros de multa.

Grupos mafiosos, infiltrados en la grada

Según las acusaciones iniciales, los grupos mafiosos calabreses pertenecientes a la Ndrangheta estaban infiltrados en las gradas del estadio del Juventus Turín y recibían entradas por parte de la sociedad para revenderlas sucesivamente por un precio superior.

El proceso de reventa fue sancionado en el dictamen pero el Juventus puntualizó en un comunicado oficial que los jueces del Tribunal Nacional excluyeron todo tipo de relaciones del club con dichos grupos mafiosos. "La sociedad expresa su satisfacción porque la sentencia, pese a castigar con duras inhabilitaciones al presidente y a otras personas involucradas, excluyó toda hipótesis de relación con exponentes de la criminalidad organizada", publicó.