Menú Buscar
Una foto de archivo de un encuentro del Barça B contra el Cultural de Segunda B

El amaño de partidos también salpica a los filiales del Barça y el Real Madrid

La macrooperación policial iniciada este lunes se saldó con 28 detenidos y apunta a las apuestas asiáticas ilegales

5 min

La Policía Nacional llevó a cabo este lunes a primer hora de la mañana una macrooperación policial en Barcelona y Madrid por el supuesto amaño de partidos en partidos de Tercera División y Segunda División B. El operativo, que concluyó con 28 detenidos, apunta a que los amaños se realizaban para beneficiar a las casas de apuestas asiáticas ilegales. 

La trama, desarticulada por los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional, registró despachos e instalaciones deportivas en Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Cataluña. Entre los partidos sospechosos, equipos como el Castilla y el Barça B, respectivos filiales de los dos grandes clubs de La Liga, el Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona, han quedado señalados. 

La investigación se inició hace un año y los amaños han sido detectados por Federbet, un organismo sin ánimo de lucro que lucha contra las apuestas ilegales. Tal y como informa El Confidencial, en la lista negra hay un total de 51 partidos. Diez de la temporada 2015-16, otros 26 de la 2016-17 y 15 de la primera mitad de la 2017-18. Entre ellos destacan el Racing de Ferrol-Coruxo de Segunda División B, que se disputó en diciembre de 2016 y terminó con un resultado de 5-2, y un Real Murcia Imperial-Águilas del Grupo XIII de la Tercera División, que se jugó el mismo mes y terminó 3-0 y un Jumilla-Écija de Segunda B en diciembre que finalizó 0-0. Los jugadores que disputaron esos encuentros fueron detenidos durante el operativo. 

Los dos grandes, señalados

La misma lista de Federbet, apunta también a dos encuentros disputados por los dos filiales de los equipos más potentes de Primera División. En concreto se trata del partido Cerceda-Real Madrid Castilla de Segunda División B del pasado noviembre que concluyó 0-2 y el Barcelona B-Eldense de abril de 2017, también en Segunda B, que finalizó con un 12-0, partido que levantó grandes sospechas y por el que se abrió una causa independiente en el Juzgado de Instrucción número 1 de Elda, ante las supuestas evidencias de amaño.

Aun así, otros destacados por su presencia en la lista son equipos como el Atarfe Industrial (Granada), CD Alcalá (Sevilla) y Atlético Espeleño (Córdoba). Tal y como apunta la investigación, algunos jugadores de las respectivas plantillas serían cómplices de la red de amaños y su actuación en el juego influiria de manera definitiva en el minuto de los goles, orden, resultado al descanso, al final, etc. Pese a que el amaño se ha coordinado desde China, donde se concentran los mayores movimientos de dinero y las mafias relacionadas con este tipo de apuestas, desde los países asiáticos no se puede apostar por el número de córneres, saques de banda o expulsiones de partidos en categorías como la Segunda B y Tercera División de España, por lo que el capital se habría desplazado a España para que personas físicas en el país pudieran apostar por las mafias.

Detenidos

Entre los 28 detenidos, destaca la figura del exjugador del Jumilla, Antonio Bello, que esta temporada había fichado por el Xerez (Jerez de la Frontera). Este lunes no se presentó al entrenamiento. También fueron detenidos José Manuel Catalá y Juan Carlos Ceballos, del Jumilla, y otros dos jugadores del Águilas y Atlético Pulpileño, como adelantó La Verdad. La línea de investigación apunta a que dos exfutbolistas controlaban la trama y que contaban con la colaboración de otros jugadores en activo en diferentes clubes de las respectivas categorías. 

Los jugadores, conocedores de las apuestas realizadas antes de disputar el partido, realizaban penaltis, habilitaban fueras de juego, llevaban a cabo faltas o permitían que el rival marcara más goles para que las apuestas fueran favorables a las mafias asiáticas, de las que se llevaban una comisión. Uno de los presuntos cabecillas de la red sería el exjugador del Athletic de Bilbao Jonan García.