Menú Buscar
Neymar se lamenta por una falta recibida / EFE

El feo gesto de Neymar con un rival levanta las críticas en Francia

El brasileño del París Saint Germain humilló a un rival en el duelo ante el Stade Rennes

4 min

Pasan los partidos y ni las filigranas ni los goles le están ayudando a hacerse con el cariño de la afición francesa. Dejando el Barça en busca de reconocimiento, meses después de su precipitado adiós, Neymar sigue a la espera de convertirse en un ídolo de masas en un país donde el extremo acumula más detractores que partidarios y lo hace por acciones como la del miércoles.

En un partido cargado de tensión, Neymar volvió a mostrar su versión más altiva. Ante el Stade de Rennes, mientras sus regates provocaban cierta controversia en los futbolistas del equipo rival, los últimos minutos del duelo acabaron condenando al brasileño. El extremo, ya en el tiempo de prolongación, mostró su peor cara. Después de ver como el colegiado le señalaba una falta en contra, el ex del Barça quiso humillar a un defensor rival.

Mientras el contrario se encontraba en el suelo tras la acción con Neymar, el brasileño le acercó la mano en lo que suele ser un gesto de deportividad pero nada más lejos de la realidad. Cuando el contricante quiso cogerle la mano, el extremo la retiró y se burló de él con una pícara sonrisa. Tras el encuentro, lejos de arrepentirse, el futbolista del París Saint Germain se vanaglorió de su acción. "Suelo decir que el fútbol es aburrido porque no podemos hacer nada. Todo es polémico. Si lo hago con mis colegas, ¿por qué no con los adversarios? Hablamos mucho durante el juego, al final, me reí", afirmó.

Vista la actitud de Neymar, hasta el Stade de Rennes hizo mención a lo ocurrido a través de su cuenta oficial de Twitter con un mensaje en el que se podía leer: "Neymar, eres un gran jugador, ¿pero quién salió (del campo) ayer por culpa de una grosera falta? Uno del Rennes, Ismail Sarr, que ya ha estado ausente de los terrenos de juego durante tres meses a causa de otra feo gesto" y con un tuit en el que mostraba el vídeo de la fea acción.

Esta polémica se suma a las anteriores protagonizadas en tierras francesas por Neymar en tan solo unos meses. Desde su primer conflicto con Cavani por ver quien lanzaba los penaltis, hasta sus diferentes acciones antideportivas, pasando por la pitada que recibió de su propia afición en la goleada ante el Dijon, el brasileño sigue acumulando detractores en un sueño que parece lejos de cumplirse.