Menú Buscar
Koke (Atlético), en un partido contra el Málaga

Las federaciones esperan los donativos del fútbol por segundo año

La Liga todavía no ha confirmado si repartirá los seis millones de euros del año pasado ni tampoco cuándo los entregará

5 min

Las federaciones deportivas confían en que el llamado deporte rey, el fútbol, les eche de nuevo un salvavidas económico a sus debilitadas arcas. Si el año pasado repartió entonces hasta seis millones de euros, en estos momentos las federaciones todavía no conocen la cantidad que les puede corresponder.

Los beneficios que genera el fútbol son incontables. Entradas a los estadios, publicidad estática, merchandising y, sobre todo, los derechos de imagen por las transmisiones televisivas de los partidos generan un flujo económico difícil de evaluar. Es una dinámica que se autorregenera, con más aficionados, más practicantes y más futbolistas famosos que cobran sueldos multimillonarios y llaman la atención de una juventud que aspira a ser como ellos. No solo en España. En todo el mundo.

Gran ayuda

Por ser la “locomotora del deporte”, y con la voluntad de ayuda a otras modalidades, el 21 de octubre de 2015 se firmó el llamado Convenio de colaboración entre el Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Liga Nacional de Fútbol Profesional (LFP), para la gestión de ayudas a las federaciones deportivas españolas.

En este acuerdo la LFP, por iniciativa propia, ofrece a estas federaciones unas ayudas por un importe de seis millones de euros durante la temporada 2016. Naturalmente esta cantidad de dinero, realmente notable, fue recibida con alegría por las federaciones, que suelen andar un tanto escasas de recursos.

El reparto

El convenio aclara que la LFP es muy libre de repartir estas ayudas como mejor le parezca y que no son objeto de recibirla aquellas federaciones que ya obtienen dinero procedente de las quinielas.

636348936886073429

El waterpolo es uno de los deportes que se puede beneficiar del dinero del fútbol / EFE

Se priorizan las actividades de alta competición y la reducción del endeudamiento previo. Este último concepto se podía entender como un premio a aquellas entidades que habían estirado más el brazo que la manga. La LFP servía así como aro salvavidas para quienes estaban con el agua al cuello. Pero también se podía interpretar como una invitación al gasto excesivo por parte de aquellas federaciones que hasta la fecha tenían un buen comportamiento desde el punto de vista contable.

En realidad, la LFP solo estaba dispuesta a sufragar déficits ocasionados por gastos ocurridos antes del 31 de diciembre de 2014. Nada de déficit a la carta.

Quien paga manda

Puesto que la LFP actúa motu proprio, no hay más remedio que aceptar los criterios que ella impulsa, pero todo indica que finalmente la distribución fue proporcional, tomando como base los mismos importes que el CSD entregó como subvención anual a las federaciones deportivas españolas. Por ejemplo: si una federación obtuvo del CSD una cantidad equivalente al 1% del total de las subvenciones otorgadas por ese organismo estatal, también la LFP le entregaría el 1% de los seis millones, es decir, 60.000 euros. Esta solución parece acertada pues evita en buena parte la subjetividad del asunto.

Hay contraprestaciones

En cierto modo, las ayudas de la LFP se pueden interpretar como un patrocinio, dicho sea con todas las reservas. Los receptores de los importes deben solicitarlos previamente, argumentarlos y presentar los correspondientes justificantes del gasto, así como ceder espacios publicitarios en los recintos deportivos, páginas web, camisetas, dorsales, y otros, para colocar el logotipo de la LFP o de sus propios patrocinadores, siempre y cuando no entre en conflicto con los sponsors de cada federación.

No consta que se hayan producido conflictos en este sentido. Pero es que además la LFP efectúa una difusión mediática de todos los deportes, con noticias y comentarios en una página web separada, denominada Laliga4sports, que incluye retransmisiones en directo.

En vilo

El convenio firmado en octubre de 2015 puede consultarse en el apartado de transparencia de la página web de La Liga, donde todavía no hay referencias a la presente temporada, si bien parece que el buenismo de la LFP se ha terminado. En adelante, las ayudas responderán a solicitudes respaldadas por proyectos evaluables y será la propia liga la que elija a qué federaciones ayudar.

Por el momento, solo ha trascendido que la LFP ya está negociando con las federaciones, pero no se ha dado a conocer la cantidad fijada para la temporada 2017, que podría ser inferior a la del año pasado.