Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Gorka Villar custodiado por un agente de la Guardia Civil / EFE

La Federación Española de Fútbol pagó 36 millones por camisetas que nunca se usaron

El contrato con una 'empresa amiga' del vicepresidente de la organización se prolongó durante siete años

4 min

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) pagó, mediante un contrato a dedo, 36,5 millones de euros de 2009 a 2016, a una empresa por suministrarle camisetas para árbitros. El problema es que esas camisetas jamás se usaron por su mala calidad.

Según la investigación que lleva a cabo el juez Santiago Pedraz, los 36 millones se pagaron a la empresa Estudio 2000, --cuyo dueño, Vicente Bernad Vico, es amigo del vicepresidente de la RFEF Juan Padrón-- a cambio de comisiones.

‘Sin principios de competitividad’

El magistrado indica que no consta que la adquisición de ropa deportiva a Estudio 2000, dirigida a vestir al colectivo arbitral por la RFEF y a las selecciones de las federaciones territoriales, se haya ofertado "respetando principios de competitividad".

Así, Estudio 2000 recibió a dedo 36.534.336 euros entre 2006 y 2016 por suministrar las famosas camisetas, que resultaron ser de tan mala calidad que los árbitros no las usaban.

Dependían de la RFEF

La empresa, que desde 2013 "subsiste exclusivamente gracias a la RFEF", entidad que supone el 99% de su facturación, tenía a fecha 31 de diciembre de 2016 casi 15 millones de euros en sus cuentas, detalla el juez en el auto.

De hecho, Pedraz refleja en el mandato judicial, un cuadro con un estudio de lo que habrían costado las prendas de haberlas encargado directamente a la empresa que se las vendía a Estudio 2000 y resulta una diferencia de 5 millones de euros que la RFEF, dice el magistrado, se podía haber ahorrado.

Conversación reveladora 

La manipulación del contrato era tan evidente que el propio hijo de Ángel María Villar, Gorka, trató el tema en una conversación, pinchada del pasado 7 de julio.

Su interlocutor era el presidente de la Federación Cántabra de Fútbol, José Ángel Peláez, y en esa llamada hablaron sobre los gastos que podrían recortar para cumplir con los objetivos presupuestarios que han marcado para la RFEF.

"Yo lo sacaría de la ropa y ese contrato me lo cargaría, ¿ya? Yo recuerdo de... es un contrato que además tiene 20 años", dice Gorka, a lo que Peláez responde afirmativamente para añadir que trabajan "con muchísimo retraso" y que se les ha dado un anticipo de 3,6 millones.

Gorka responde que le parece "una vergüenza" y Peláez añade: "La verdad que el que tenga el contrato este... tiene un chollo de putísima madre... tiene garantizadas unas ventas de 4,5 millones de euros... haga lo que haga al precio... al precio que pone, porque los precios, tema de huevos".

"Sí, correcto... sí, no... no... no, es una vergüenza lo del contrato ese... ese contrato hay que cargárselo ya... o sea, ya, ya", concluye el hijo de Villar.