Menú Buscar
Suárez celebra su gol en la final de la Copa del Rey frente al Sevilla / EFE

La Federación, Barça y Sevilla buscan un acuerdo para la Supercopa de España

La RFEF prefiere que sea a partido único, pero los distintos compromisos de ambos clubs dificultan encontrar una fecha que complazca los intereses de cada uno

4 min

El Barça y el Sevilla no se aclaran. Los intereses de ambos clubs para el partido de la Supercopa de España el próximo agosto no coinciden y han variado según pasan los días. Tras la victoria en la final de la Copa del Rey del Barça por 5 a 0, los sevillistas quieren que el trofeo se juegue a partido único en un campo neutral. 

Dada la imposibilidad para que ambos clubs se pongan de acuerdo, la Real Federación Española de Fútbol tendrá que mediar entre ambas partes. Su presidente, Luis Rubiales, declaró que desde la Federación prefieren un torneo a partido único, como si de una final se tratara. Por ello, se sentarán este jueves en Las Rozas, Málaga, para decidir qué hacer.

Reunión de urgencia 

Pese a que en un principio ambos clubs querían mantener el formato tradicional --ida y vuelta en sus respectivos estadios-- el presidente del Sevilla, Pepe Castro, aseguró este miércoles que en la reunión no se debatirá el formato, si no dónde se juega. Dando por hecho que será a partido único.

El Barça no ha hecho declaraciones sobre ello, pero se prevé que en la reunión de hoy, que empezará a las 17:00h, se llegue a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Por parte del FC Barcelona Guillermo Amor, responsable de Relaciones Institucionales y Deportivas del primer equipo azulgrana, y Oscar Grau, CEO del club. Por parte del Sevilla FC su presidente, José Castro, y el director general, José María Cruz. La Federación contará con Luis Rubiales y el secretario general, Andreu Camp.

Incompatibilidad del calendario

Las preferencias de ambos clubs son opuestas. En caso de ser a un único partido sería el 12 de agosto, una fecha que también coincidiría con la vuelta en caso de ser a dos encuentros. El Sevilla es quien tiene un calendario más apretado con compromisos de gran importancia de cara a la temporada que viene.

Las tres previas de Europa League que debe disputar han complicado las fechas. En menos de un mes los sevillistas deberían disputar 10 partidos oficiales, entre ellos tres de la competición europea y la Supercopa. El 20 de julio ante el Benfica en Zúrich, el 28 contra el Chelsea en Varsovia y el 7 de agosto ante el Inter en Lecce. Con el partido frente al Inter de Lecce dos días después de la supuesta ida de la Supercopa, la Federación debe encontrar otra fecha. 

El Barcelona tampoco está de acuerdo. El club azulgrana tiene acordado un amistoso con el Milan el día 4 de agosto y se repetiría la misma situación. El Barça no quiere jugar un partido amistoso un día antes de un encuentro que podría significar un título.

Problemas legales

Otro de los problemas que surgen son los derechos de emisión. Desde la Federación esperan que la empresa que compró la retransmisión de los partidos acceda a televisar solo uno. De ser así, el acuerdo estaría más cerca, pero de nuevo volvería a depender de los clubs. Esta tarde se conocerá la decisión final.