Menú Buscar
Imagen promocional de la última temporada de esquí en la estación de Grandvalira / CG

La estación de Grandvalira ya tiene fecha de defunción

La discrepancia entre los accionistas acaba con el acuerdo de disolución de sus pistas para el 31 de mayo de 2019

4 min

Neus de Valirana, SA (Nevasa), empresa que comercializa los paquetes vacacionales y forfaits conjuntos de la marca comercial andorrana Grandvalira, ha comunicado que la sociedad queda disuelta después de que una de las partes que forman el dominio haya decidido resolver el acuerdo tras la junta de accionistas. La disolución no será hasta el 31 de mayo de 2019, fecha que supondrá que cada estación de esquí pueda caminar por separado.

La oficialidad de la ruptura y muerte de Grandvalira que le ha dado el consejo de administración de Nevasa reunió a los máximos representantes de sus dos sociedades de accionistas: Saedte (pistas de Encamp, Pas de la Casa y Grau Roig), con Joan y Cristina Viladomat y Jordi Torres, y a Josep Mandicó y Xavier Cornella por parte de Ensisa (pistas de Canillo, Soldeu y El Tarter).

Hoja de ruta

Ambas sociedades de accionistas, unidas en la marca Grandvalira desde 2003, han acordado que nombren cada una a un delegado que se encargará, junto con el director general de Nevasa, Alfonso Torreño, de proponer la resolución de las diferentes cuestiones del día a día durante este periodo de dos años.

Torreño ha afirmado que una de las partes quería abandonar la sociedad, mientras que la otra no. De hecho, Saedte ya había anunciado su voluntad de disolver Nevasa debido a su oposición contra la construcción de una plataforma esquiable en Soldeu. El Gobierno de Andorra declaró el proyecto de interés nacional a raíz de la celebración de las pruebas finales de la Copa del Mundo de esquí en febrero de 2019. Y Joan Viladomat, presidente de Nevasa y máximo accionista de Saedte, consideró que las instalaciones deportivas no se podían enmarcar como servicios de carácter educativo y cultural.

Puestos asegurados

La voluntad tras el acuerdo de disolución es que hasta 2019 se mantenga la explotación comercial de los dos dominios, asegurando de momento a los trabajadores fijos, una treintena, un número de plantilla que para la empresa es necesaria si se quieren mantener las pistas abiertas a pleno rendimiento.

Para la web especializada Lugares de nieve, desde Grandvalira se considera que a partir de ahora se podrá volver a una "cierta normalidad de trabajo", que se había perdido desde que se anunció por parte de uno de los socios la voluntad de rotura, el pasado 30 de mayo. Hasta que se conoció esta decisión, sólo estaba aprobado para la próxima temporada el precio de venta al público del forfait, de manera que había procesos de comercialización parados.

Referente mundial 

Grandvalira ha presentado en los últimos años cifras récord y se había convertido en un referente a nivel mundial. Sus pistas han figurado como principal destino del sur de Europa, gracias a sus 210 kilómetros esquiables por los Pirineos, además de convertirse en una de las sedes de las principales competiciones del deporte blanco.