Menú Buscar
Javi Fuego, ahora en las filas del Villarreal, en su etapa con el RCD Espanyol / EFE

Espanyol-Villarreal: una lucrativa relación entre viejos conocidos

Hasta seis futbolistas han lucido ambas camisetas

5 min

Cuando el balón empiece a rodar este domingo en el césped del RCDE Stadium, muchos serán los rostros conocidos que se podrán encontrar en las filas de Espanyol y Villarreal. Ver a Javi Fuego con la zamarra amarilla sobre el césped de Cornellà-El Prat después de disputar 4256 minutos como blanquiazul o a Gerard Moreno haciendo de las suyas al equipo que le vio crecer y que ahora suspira por volverle a tener, son solo alguno de los alicientes en un encuentro repleto de viejos amigos en ambos conjuntos.

Más allá de la transacción del centrocampista asturiano al conjunto 'groguet' en este mercado invernal, Espanyol y Villarreal mantienen desde hace años una amplia nómina de jugadores que han vestido ambas camisetas. En la actualidad, Gerard Moreno, Diego López y Leo Baptistao, por parte perica, y Víctor Ruiz, Álvaro González y el mencionado Fuego, en el lado visitante, se verán las caras con su exequipo en un trascendental encuentro para ambos bandos donde los abrazos y la complicidad quedarán en espera hasta que el colegiado señale el final del mismo. 

Imagen de un enfrentamiento entre Espanyol y Villarreal

Imagen de un enfrentamiento entre Espanyol y Villarreal / EFE

Analizando los casos más recientes en transacciones entre ambos, las alegrías han ido alternando de bando. Mientras el enfado de Quique Sánchez Flores ejemplificó el malestar en el cuerpo técnico por la salida este invierno de Javi Fuego, previo pago de una cantidad cercana a los 750.000 euros, en Villarreal tampoco andan excesivamente contentos viendo como Gerard Moreno --el club catalán abonó en 1,5 millones por el 50 por ciento del jugador en 2015-- pide con buen fútbol y goles un hueco en la selección mientras Javi Calleja no encuentra soluciones en ataque.

Un continuo movimiento

En esa línea, el balance de los actuales blanquiazules es dispar. Mientras la etapa de Leo Baptistao en el Estadio de la Cerámica, en forma de cesión, fue más discreta (34 encuentros y seis goles), quien sí dejó su huella fue Diego López. El de nuevo guardameta titular del Espanyol estuvo cinco temporadas en el conjunto amarillo en las que disputó un total de 230 partidos.

Diego López detiene el lanzamiento de penalti de Leo Messi / EFE

Diego López detiene el lanzamiento de penalti de Leo Messi / EFE

El caso inverso lo realizaron el mencionado Javi Fuego, Víctor Ruiz y Álvaro González. El central subió del filial en la temporada 2009/10, se afianzó con Mauricio Pochettino en el banquillo y acabó saliendo rumbo a Nápoles (2010/11) a cambio de más de seis millones de euros antes de aterrizar en Villarreal (2014/15). Por su parte, el defensor cántabro dijo adiós a su etapa como blanquiazul después de dos años para enrolarse en el conjunto amarillo por cuatro millones de euros en la 2016/17. 

Un largo historial

Repasando nombres que no estarán sobre el césped este domingo pero que amplían la relación entre Espanyol y Villarreal, múltiples son los casos de jugadores que intercambiaron sus caminos. Mubarak Wakaso (300.000 euros en la 2012/13), Hernán Pérez (15/16), Armando Sá (100.000 euros en 2005/06) o Xavi Roca (2002/03) rumbo a Barcelona y Roger García (libre en la 2003-04), Costantin Galca (70.000 euros en la 2001-02), Walter Pandiani (2012-13) o Eric Bailly (14/15) en dirección a la Comunitat Valencia son ejemplos de una beneficiosa relación.

El caso del central marfileño fue el que más problemática generó. Mientras en la entidad blanquiazul tenían al joven defensor como un activo importante por el que se podía sacar más tajada, en Villarreal encontraron la fórmula --un recoveco en el contrato-- para hacerse con el futbolista por tan solo 5,7 millones de euros viendo la incapacidad económica del Espanyol para hacer frente a esa cantidad. Tres años más tarde, el conjunto 'groguet' vendió a Bailly por 40 millones de euros al Manchester United culminando así un negocio donde ambos clubes cruzaron de nuevo sus caminos.