Menú Buscar
David Ferrer celebra la victoria cosechada este domingo en Valencia / EFE

España ajusticia a Alemania

David Ferrer vence a Kohlschreiber 7-6 (1), 3-6, 7-6 (4), 4-6 y 7-5 y mete al combinado español en semis de la Copa Davis

3 min

Tirando de épica, con el orgullo que siempre ha caracterizado al equipo español y de la mano de un experto en estos lares como David Ferrer, España evitó el segundo revés de Alemania en una misma semana y remontó una eliminatoria que le permite seguir vivo en la Copa Davis. En el todo o nada, el combinado español de tenis impuso su ley y libró una titánica batalla en la que el tenista valenciano supo resistir y vencer ante un insistente Phillip Kohlschreiber por 7-6 (1), 3-6, 7-6 (4), 4-6 y 7-5.

Por décima vez, la primera desde 2012, España volverá a estar entre los mejores. Y lo estará con merecimiento. Las semifinales del grupo mundial de la Davis esperan a un equipo que remontó una eliminatoria que cerca estuvo de costarle un adiós en una plaza de toros de Valencia que empujó desde el primer punto hasta el último para lograr la proeza

Ferrer antes de golpear la pelota / EFE

Ferrer antes de golpear la pelota / EFE

Imponiendo su ley

Después de cuatro horas y 51 minutos de un partido con un altísimo componente emocionalFerrer se echó al suelo tras lograr el punto definitivo que desató la alegría en la capital del Turia. Con su victoria, el equipo capitaneado por Sergi Bruguera sigue soñando con alzarse con la que puede ser la última Davis, tal y como siempre se ha conocido. 

De los tribunales a la pista, España se mostró dispuesta a no dejar que Alemania volviera a hacer de las suyas. Imponiendo su ley, el combinado español tuvo en Nadal un primer héroe que dio paso a un inconmensurable Ferrer en el rol de salvador. A sus 36 años, el valenciano hizo de profeta en su tierra, aguantó la presión, supo esperar su momento y cuando tuvo la ocasión se aprovechó del nerviosismo de Kohlschreiber en los últimos golpes.

David Ferrer durante un lance del encuentro, que supuso la victoria de España frente a Alemania en la Copa Davis, ante Philipp Kohlschreiber / EFE

David Ferrer durante un lance del encuentro ante Philipp Kohlschreiber / EFE

El juego brusco y sobrio de Ferrer se impuso al poético de Kohlschreiber en un duelo repleto de alternativas, donde el alemán cedió la tercera manga y el español hizo lo propio con la cuarta cuando en ambas situaciones la ocasión estaba de cara para los dos 'gladiadores'. A cara descubierta sobre la arena de la plaza de toros de Valencia, el tenista de Jávea resistió para acabar noqueando a su rival llevando a España hacia unas semifinales donde ya espera Francia.