Menú Buscar
La escalada es una manera de hacer deporte y estar en contacto con la naturaleza / PIXABAY

Escalada: un deporte politizado en Cataluña

La práctica de este deporte en la comunidad catalana está muy asentada gracias a su patrimonio natural privilegiado

5 min

No faltan escuelas. Ni rutas. Ni asociaciones. Ni montañas. Ni incluso rocódromos. Cataluña es uno de los epicentros de la escalada deportiva y dispone de un patrimonio natural privilegiado para su práctica. Lo que sucede es que muchos escaladores han instrumentalizado este deporte para convertir sus cimas en las metas políticas de los más soberanistas.

Coronar y clavar la estelada se ha convertido en norma para un buen número de escaladores. Una práctica, ya no solo en Cataluña, incluso en el extranjero, como sucedió el mes pasado en Kirguistán, que no debe confundir la esencia de este deporte.

Atracción por la roca

La escalada es un deporte mayúsculo. Desde siempre Cataluña ha gozado de tradición, patrimonio e historia. Incluso posee la meca mundial de la escalada: las montañas calizas de Siurana (Tarragona), un mundo de colores para los escaladores, que han hecho de las rocas de esta pequeña localidad una de las capitales mundiales de la escalada.

Para escalar estas montañas no hay que empeñarse en llevar una bandera. Se necesita una inversión inicial para contar con el equipamiento adecuado y permitir así que la práctica se lleve a cabo con la máxima eficacia y seguridad (ropa, calzado y materiales adecuados).

Imprescindible elegir un buen material para la escalada / PIXABAY

Imprescindible elegir un buen material para la escalada / PIXABAY

Los pies de gato, las zapatillas de escalada, pueden costar entre 30 y 115 euros (desde 25 euros para el calzado junior); el arnés, desde los 35 hasta los 60 euros, aproximadamente, (desde los 30 euros para las tallas más pequeñas); casco, cuyo precio puede variar entre los 25 y los 60 euros; cuerdas y cintas, cuya inversión puede alcanzar los 170 euros; un sistema de aseguramiento, bagas de anclaje, mosquetones de seguridad, bolsa de magnesio, son otros accesorios imprescindibles

Inversión inicial aparte, la escalada no es un deporte que exija gastos continuos, a menos que haya que iniciarse en un rocódromo, pagando una cuota mensual, trimestral o anual. En ese caso, el precio que se pide es entre 300 y 450 euros anuales, una cantidad similar a la que se paga en un gimnasio.

Fortaleza física y mental

La escalada es una de las actividades más atractivas y complejas tanto física como mentalmente. La duda, el miedo o la desconcentración, aleja de los objetivos en tanto que se pueden producir errores o incluso una caída. Gestionar las emociones, así como reforzar la autoestima y la confianza en uno mismo son factores importantes para superar los retos.

Albert Català, fundador de la escuela de escalada La Bauma (Barcelona), considera que “en la escalada actual, la seguridad es lo primero”. Para él, es muy importante formarse debidamente para practicarla con totales garantías. Los materiales, dispositivos y técnicas de seguridad han evolucionado y avanzado mucho en aras de conseguir mayores garantías.

Los rocódromos son una opción si no se puede ir a escalar una montaña / FEEC.CAT

Los rocódromos son una opción si no se puede ir a escalar una montaña / FEEC.CAT

Gran parte del entrenamiento se dedica a lograr la fuerza y resistencia necesaria. Incluso con una buena dieta rica en hidratos de carbono y proteínas. Los escaladores profesionales se cuelgan entre 50 o 60 kilogramos de los dedos, de media falange. La técnica también es importante, e incluso la estrategia, para fijar el ritmo de la vía, pues su dificultad depende de varios factores: la inclinación de la pared, la forma y el tamaño de los agarres, la distancia entre ellos, los puntos de reposo y el número total de movimientos.

Escalada en bloque

Una buena opción es la escalada en bloque, que empezó como técnica de entrenamiento pero su popularidad ha ido aumentando por su dinamismo. El hecho de no tener que utilizar cuerdas y otros dispositivos de seguridad hacen de la escalada en bloque una disciplina muy recomendable para la gente que se quiera iniciar en este deporte. En rocódromo se pueden reproducir movimientos que proporcionan recursos para futuros retos de escalada en roca.

Pero para retos, el que se presentará en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, cuando por primera vez la escalada deportiva sea deporte olímpico. Entonces, para todos aquellos que instrumentalizan este deporte, ya se verá bajo qué bandera los escaladores participan en esta disciplina. Y ahí el que gane sí que llegará a lo más alto.