Menú Buscar
El Barça-Las Palmas se juega en partido de liga

Los epicentros deportivos del 1-O

Camp Nou, Polo y playa de Sant Sebastià, entre otros, afrontan sus partidos y competiciones expuestos a la reacción de la gente

8 min

El fervor soberanista por la jornada ilegal del referéndum de este domingo buscará en el mundo del deporte un improvisado altavoz para airear reivindicaciones, frustraciones o cualquier manifestación que se ponga a tiro. Un tema instrumentalizado por distintas plataformas independentistas, empeñadas en mezclar deporte y política, y que hará que la atención se traslade a las instalaciones que polarizan la máxima atención deportiva del día.

Son los epicentros deportivos catalanes de la jornada. Unos por imposición federativa, otros por indiferencia, pero entre todos, los lugares donde difícilmente la competición no podrá desprenderse del ambiente político del 1-O, y quizás, incluso, hasta de la tensión, sin saber el alcance de orden público que puede llegar a tener la convocatoria deportiva en el momento de celebrarse.

Citas barcelonesas

El Camp Nou, a partir de las 16.15 horas, acogerá el FC Barcelona-UD Las Palmas de la séptima jornada de liga, cita cumbre del día para el movimiento independentista que despierta el Barça y por la hora del partido, con la jornada avanzada y quién sabe si en un momento necesario de expresión para la maquinaria de la Generalitat. El partido se juega el 1-O por expreso deseo de La Liga, que fijó la hora sin importarle el posible referéndum. Se rumoreó que podría aplazarse, pero finalmente no. Se jugará, y si hace ya una semana en Girona corrió la voz en las redes sociales de una invasión masiva del terreno de juego en el minuto 17:14, seguro que no faltará esta vez que los culés más atrevidos, enfundados en sus estelades, convoquen a la gente para alguna acción en el Camp Nou. Sea como fuere, nadie duda de que el famoso minuto de los independentistas sea el más largo y sonoro de todos los órdagos soberanistas en el mundo del deporte.

A menos de 100 metros del Estadi está la pista central del Real Club de Polo. Desde primera hora de la mañana y hasta la tarde, esta exclusiva instalación deportiva volverá a convertirse en la capital del mundo de la hípica por su Concurso de Saltos Internacional de Barcelona. La Federación Ecuestre Internacional quiso que así fuese, y a la misma hora del partido del Barça el equipo español luchará por ganar la Copa Longines­ Trofeo Ciutat de Barcelona, con la joven amazona catalana Laura Roquet entre los aspirantes. Un acontecimiento que no pasará desapercibido para quienes se congreguen en las tribunas del Polo, ni para los espectadores de los 60 países de los cinco continentes que siguen desde el jueves el concurso por televisión.

La amazona catalana Laura Roquet, en la pista del Polo /CSIOBARCELONA

La amazona catalana Laura Roquet, en la pista del Polo /CSIOBARCELONA

En la playa de Sant Sebastià de Barcelona se celebrará el Campeonato de España de Remo de Mar desde las nueve de la mañana hasta el mediodía. Todo transcurrirá mar adentro en un campeonato cuya organización ha estado en manos del Real Club Marítimo de Barcelona y las federaciones catalana y española, y que reúne a más de 250 deportistas, entre españoles, franceses, alemanes, mexicanos, peruanos y estadounidenses. Un escaparate internacional para quienes se propongan hacer bullanga independentista.

A pequeña escala, por el deporte o la localidad, pero ya sin ser nadie capaz de vaticinar su alcance, hay otras competiciones. El ciclismo de montaña es uno de estos deportes, con la carrera Gaes Catalunya Bike Race, que disputa su última etapa por la zona de La Molina. O también los enfrentamientos de Segunda B Peralada-Badalona y Cornellà-Formentera. Y todos los que se juegan en las categorías inferiores del fútbol catalán, que al contrario de la Federación Catalana de Patinaje, que contribuyó a que se aplazasen partidos para poder votar, el organismo catalán de fútbol ha convocado la jornada deportiva sin importarle el referéndum.

Al final de la jornada

Curiosamente, será el llamado deporte rey el encargado de clausurar el 1-O deportivo con la participación de dos protagonistas que se han desmarcado de la campaña independentista: el Gimnàstic de Tarragona y el RCD Espanyol. En la categoría de plata, en Tarragona se enfrentan a las 20.30 horas Nàstic y Barcelona B, un derbi muy distinto al que vivieron hermanados el sábado pasado Girona y Barcelona. Aquí, las dos directivas han chocado en su manera de ver el referéndum. La culé, con su posición política soberanista, mientras que la junta directiva grana dejo su postura bien clara: "No mezclamos política con deporte. Nuestros aficionados son libres de pensar y hacer lo que crean conveniente".

Vista aéra del Santiago Bernabeu / EFE

Vista aérea del Santiago Bernabeu / EFE

El último epicentro deportivo será el único que se produzca fuera de la comunidad catalana. A las 20.45 horas, en el Santiago Bernabeu, el RCD Espanyol saltará al terreno de juego para jugar contra el Real Madrid. En otras circunstancias, la firme posición apolítica del club perico hubiese sido correspondida por la afición blanca con una fuerte ovación, pero es complicado aventurarse a que suenen los aplausos sin saber cómo ha transcurrido la jornada, pues como club catalán que es el rechazo puede ser unánime y de aquellos que hacen afición.

Despejar la incógnita de la incidencia de estos epicentros deportivos en el día decisivo del procés es complicado. Algunos acontecimientos, en previsión del acelerón independentista, se movilizaron hace tiempo para evitar la coincidencia. Como la Copa de Catalunya de waterpolo femenino, entre el CN Sabadell y Mataró; la Supercopa de Hockey sobre patines, con el FC Barcelona y el Club Patí Voltegra; el Ironman de Calella, o el derbi de la liga de fútbol sala entre el Catgas Energia y el FC Barcelona. Competiciones disputadas este sábado y que no han querido saber nada del referéndum. O quizás, sí.