Menú Buscar
El Mundial volverá a ser el centro de atención del mundo futbolístico / EFE

Las empresas buscan explotar el filón del Mundial de Rusia

El escaparate futbolístico es insuperable para las compañías que arrastran los países: 3.200 millones de espectadores siguieron Brasil 2014

6 min

En plena final de un mundial de fútbol puede aparecer ante el espectador la publicidad de la mayor marca de bebidas del mundo o el humilde emblema de un pequeño comercio local. Esa es la magia (y las diferencias económicas) del mundo del deporte. Por eso, estar allí, formar parte de ello, es una decisión estratégica vital para una compañía, independientemente del tamaño.

Las empresas que patrocinen el mundial de este verano se garantizarán su trozo de pastel en uno de los mayores macroeventos del planeta, pero también se arriesgan a verse salpicadas por las polémicas que están apareciendo, sobre todo las relacionadas con el respeto a los derechos humanos en la sede del torneo (muy preocupante en el caso de la comunidad LGTBI y minorías étnicas). En lo deportivo también es un riesgo: las marcas pueden tocar la gloria junto a los campeones del mundo o pueden ser partícipes de debacles históricas.

Audiencia sin límites

El escaparate, eso sí, sigue siendo insuperable: 3.200 millones de espectadores siguieron la última Copa del Mundo a través de las pantallas, según la FIFA. Casi 300 millones (cerca del 10%) lo hicieron de forma online a través de su ordenador o de dispositivos móviles. Todo indica que la cifra crecerá y seguirá creciendo.

El primero que quiere estar bien rodeado es el organizador de la fiesta. Una amplia red de socios protege las espaldas de la FIFA: Adidas, Coca-Cola, Wanda, Gazprom, Hyundai, Kia Motors, Qatar Airways y Visa. La empresa relojera Hublot también aparece entre sus colaboradores. La proyección de la imagen de cada patrocinador, en 200 países simultáneamente, es el principal gancho utilizado por la federación internacional.

Adidas vestirá a España, entre otras selecciones, en el Mundial / ADIDAS

Adidas vestirá a España, entre otras selecciones, en el Mundial / ADIDAS

Alrededor de las grandes selecciones, algunas de las que más opciones tienen de levantar el trofeo, las marcas se intentan hacer un hueco para conseguir su gran gol en Rusia. Brasil arrastra a Nike, Itaú, Vivo, Guaraná, Mastercard, Gol, Ultrafarma, English Live, Cimed y Universidade Brasil. Argentina llega con Adidas, Coca-Cola, Quilmes, Claro, Naranja, Sancor Seguros e YPF.

De los europeos, la potencia alemana se deja ver en sus aliados: Mercedes Benz, Adidas, Deutsche Telekom, Lufthansa, McDonalds, Coca-Cola o SAP están entre ellos. Por parte de la Real Federación Española de Fútbol destaca el apoyo de Cruzcampo, Movistar, Adidas, Pelayo y Air Europa.

Otros campeones del mundo como Francia e Inglaterra están reforzados por la presencia entre sus patrocinadores de Crédit Agricole, Nike y Volskwagen, en el caso de la federación francesa; y Vauxhall, Nike, Panini, Mars, Lidl y Carlsberg, en la federación inglesa.

La potencia rusa

La selección anfitriona, Rusia, cuenta con los pesos pesados de la industria nacional: el gas de Novatek, las telecomunicaciones de Megafon, los metales y minerales de Nornickel, Aeroflot y el Credit Bank of Moscow, entre otros. También echan una buena mano a Rusia Adidas y Coca-Cola, cuyos logotipos serán de los que más cuota de pantalla alcancen durante el campeonato, ya que repiten en varias federaciones.

Estas son las 32 selecciones que participarán en el próximo Mundial

Estas son las 32 selecciones que participarán en el próximo Mundial

Mucho más complicado lo tienen para conseguir cuadrar sus cuentas para este Mundial de Rusia 2018 las selecciones más modestas. Y aquí es donde se comienzan a notar las diferencias económicas entre las 32 naciones participantes.

Supuesta debilidad

Analizando la lista de apoyos de uno de los países de la Concacaf (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol), Panamá, están +Móvil, el Banco Banistmo, Copa Airlines, la cervecera Balboa y Huawei.

En la Confederación Sudamericana (Conmebol), Perú ha tenido la suerte de celebrar su regreso a un mundial uniendo tras de sí a Cristal, Coca-Cola, Movistar, Hyundai, Umbro y Pecsa. En África, Túnez cuenta con Carrefour, Tunisie Telecom y Promosport.

Carlos Queiroz, ex del Real Madrid, se medirá a España con Irán / EFE

Carlos Queiroz es el elegido para liderar a Irán, rival de España, en el Mundial / EFE

Los problemas comienzan con la selección iraní, donde falla hasta el proveedor las equipaciones. Por fortuna, en los últimos años han contado con el apoyo intermitente de la entidad bancaria privada iraní Pasargad.

Seguramente, el mejor ejemplo del otro fútbol pueda encontrarse en la selección de Senegal. La marca que relumbrará en toda su aventura mundialista será Puma, que se encarga de vestirles para la ocasión; pero el otro logotipo que va con ellos es el que más llama la atención. Es un tiburón. Un tiburón azul. Es la seña de identidad del Sharky´s, un restaurante de Dakar, junto a la playa. El fútbol es así.