Menú Buscar
Las futbolistas de Cataluña escuchando 'Els Segadors' antes de su encuentro contra Francia / FCFS

'Els Segadors' deja de sonar en el Mundial independiente

Cataluña cae en fútbol sala femenino pero Balaguer seguirá reivindicando la república hasta el final del torneo

2 min

El Mundial de fútbol sala femenino más politizado que se recuerda ha perdido a su santo y seña. Cataluña cayó ayer eliminada en Balaguer, sede del torneo, por un contundente 7 a 1 frente a Brasil, abandonando todo el despliegue político que lo ha rodeado. Aun así, seguirá luchando por las plazas menores y la localidad leridana aprovechará el campeonato para sus reivindicaciones independentistas y su petición de libertad de los presos.

Desde que se inició el campeonato el pasado domingo, el esfuerzo de la organización por convertir el evento deportivo en un acto político quedó de manifiesto a público y participantes. La localidad de Balaguer colgó para la ceremonia de inauguración dos pancartas colosales en el pabellón que acoge los partidos con las inscripciones "Welcome to the Catalan Republic" y "Bienvenue à la République Catalane".

Orientación política

Al alcalde de Balaguer, Jordi Ignasi Vidal, de Esquerra Republicana, no le ha importado la orientación que ha tomado el torneo. Ha aprovechado la visibilidad que otorga un campeonato de este tipo, donde Cataluña está reconocida internacionalmente por la Asociación Mundial de Futsal, que es privada, para enviar una imagen de una localidad deportiva, pero al mismo tiempo politizada.

Las pancartas se mantendrán hasta la final del domingo, pero el himno de Els Segadors ya no sonará hoy en los partidos de semifinales después de perder ayer la selección catalana femenina su partido de cuartos de final contra Brasil, que mostró una gran superioridad desde el primer minuto. Ahora, a las catalanas solo les queda luchar por los puestos del quinto al octavo, donde se enfrentarán a Estados Unidos.