Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Garbiñe Muguruza gana en Wimbledon y conquista su segundo Grand Slam

El torneo de Wimbledon se hace más millonario

El campeonato aumenta su bolsa de premios un 7,6% y el ganador, masculino y femenino, se embolsará 2,55 millones de euros

2 min

El torneo de tenis de Wimbledon incrementará la bolsa de premios un 7,6% en su edición de 2018. Este aumento supondrá que reparta un total de 34 millones de libras (38,5 millones de euros), en tanto que el ganador masculino y la ganadora femenina se embolsarán 2,25 millones de libras (2,55 millones de euros).

Este incremento en el dinero con el que premia a los participantes se notará, sobre todo, en las cuatro primeras rondas del torneo, ya que un tenista que caiga en primera ronda se llevará 44.000 euros, un 11,4% más que el año pasado.

Cambios en lo deportivo

No solo hay cambios en lo económico. En lo deportivo, el tiempo entre punto y punto se extenderá desde los 20 segundos hasta los 25 y el tiempo para el calentamiento previo al partido se reducirá a siete minutos. Además, todo aquel tenista que por problemas físicos se baje del torneo antes de las 11 horas del jueves previo al inicio del cuadro principal, recibirá el 50% del premio que se llevaría por caer en primera ronda, mientras que el otro 50% se lo quedaría el lucky loser (perdedor afortunado) que entre en su lugar.

En esta línea, aquel jugador que dispute la primera ronda del torneo de tenis en condiciones por debajo de los estándares profesionales podrá ser multado con hasta el premio total de la primera ronda.

Medidas previsoras

Estas medidas surgen para evitar que tenistas que no se encuentran bien físicamente acudan al torneo para únicamente llevarse el premio por participar. Así, se intenta evitar escenas como las del año pasado, cuando hasta ocho tenistas se retiraron en los encuentros de primera ronda.

La final masculina, otro tema de discusión debido a que se celebra el 15 de julio, mismo día que la final del Mundial de fútbol de Rusia, comenzará a las 13 horas, por lo que no se ha visto sujeta a cambios.