Menú Buscar
Real Madrid y Gremio en la final del Mundial de Clubes / EFE

El Madrid gana un título sin petrodólares

El conjunto blanco gana en Abu Dhabi el trofeo y los 4,2 millones de euros del Mundial de Clubes y logra por primera vez cinco campeonatos en un año

3 min

Nada que ver con la Champions League. Ni en lo deportivo ni en lo económico. Pero un trofeo es un trofeo, y más cuando supone un récord para el club blanco. El Mundial de Clubes que ha ganado hoy el Real Madrid contra el Gremio (1-0), el segundo consecutivo, supone embolsarse 4,2 millones de euros y conquistar por primera vez cinco títulos en un año natural.

Un gol de Cristiano Ronaldo en el Zayed Sports City Stadium de Abu Dhabi, a los ocho minutos de la segunda parte, hizo justicia a un partido donde el conjunto blanco fue totalmente superior al equipo brasileño, tanto en juego como en oportunidades. Un tanto para completar el repóquer de títulos: Champions, Liga,Supercopa de Europa, Supercopa de España y este Mundial de Clubes. 

Pago por posición

El botín de este torneo no es comparable con los 40 millones de euros que se pueden ingresar ganando la Champions. La razón, cuando todo el mundo cree que al ser en los Emirátos Árabes será millonario, se debe a que la FIFA establece para el Mundial de Clubes una cuantía de premios por cada puesto que se ocupa al terminar la competición. Por eso se disputan los partidos de consolación antes de jugarse la gran final.

El ganador se lleva 4,2 millones de euros, el segundo, 3,6 millones de euros; el tercero, 2,1 millones; el cuarto, 1,7 millones; el quinto, 1,2 millones y el sexto, 850.000 euros. Incluso el equipo que cae en el partido previo, esta vez el Auckland, se lleva 425.000 euros. Además de estos premios, la FIFA también se hace cargo de todos los gastos de desplazamiento y hotel de los clubes participantes.

Un trofeo planetario

Con estos importes, y con todo lo que ha ganado y mueve el Real Madrid, está claro que el tema económico no ha sido lo más importante para alzarse con el trofeo, una esfera fabricada en Birmingham y hecha de una aleación de metales preciosos que representa un planeta sobre seis pilares. Mide 50 centímetros de alto y pesa 5,5 kilogramos.