Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Leo Baptistao pugna por un esférico ante dos rivales / EFE

El Espanyol renuncia a su fútbol y a las alegrías

Los blanquiazules alargan su mal momento con una derrota en el RCDE Stadium ante el Eibar

4 min

En una semana marcada por la renuncia de Cristina Cifuentes a su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, el Espanyol hizo lo propio y abandonó un fútbol que quizá nunca tuvo, o que tan solo mostró en ocasiones contadas como la visita a Mestalla, a lo largo de un tramo final de temporada soporífero que va camino de la hecatombe. Con una total división entre equipo y afición, con Quique Sánchez Flores en el punto de mira y con un conjunto que da claros síntomas de involución y se muestra incapaz de competir los partidos, a los blanquiazules tan solo le faltaba la derrota ante el Eibar para avivar todos los fantasmas pasados (0-1). 

En un RCDE Stadium bajo mínimos, los 12.113 espectadores firmaron una de las peores entradas de la historia del estadio, los continuos gritos de "Quique, vete ya", los pitos a Pau López o la bronca hacia el equipo son tan solo el reflejo de un proyecto que ha tocado fondo y no da más de sí. Debilitado anímicamente, sin alicientes y con un fútbol grisáceo, el Espanyol se mostró incapaz de inquietar una SD Eibar que se plantó en la Ciudad Condal con múltiples bajas y acumulando seis jornadas sin conocer la victoria y que saldó su visita a tierras catalanas con tres puntos bien merecidos y revitalizantes.

Alargando a cinco encuentros la racha sin anotar un solo tanto, un total de 450 minutos, el conjunto de Quique Sánchez Flores fue incapaz de darse una alegría en forma de triunfo y no logró inquietar siquiera el marco defendido por Dmitrovic. Cerrando una nueva jornada con una desdicha, una victoria en los últimos 14 partidos es un bagaje poco alentador, los blanquiazules no alejaron los fantasmas que todavía se manifiestan en un estadio que solo respira aliviado cuando ve que el Deportivo no suma de tres en tres en su lucha por la salvación.

Un exazulgrana da la puntilla

A dos victorias de certificar una permanencia que, por fortuna blanquiazul está temporada se conseguirá de la forma más 'barata' que se recuerda en las últimas temporadas, sumar los seis puntos necesarios no parece tarea sencilla para un equipo sumido en la inapetencia y la desgana del que sabe que el final de un proyecto está cerca y que urge una íntegra renovación.

Baptistao intenta el remate en una acción del primer acto

Baptistao intenta el remate en una acción del primer acto / EFE

En el primero de los tres partidos que le resta al equipo perico en el RCDE Stadium, Málaga y Las Palmas serán los últimos en visitar Cornellà-El Prat, un exazulgrana como David Lombán --militó en el Barça 'B'-- fue el encargado de rubricar la superioridad armera con un remate de cabeza (0-1, 32') antes de la conclusión de un primer acto donde los blanquiazules no lograron disparar ni una sola vez a la meta defendida por Dmitrovic.

Entre pitos y cánticos de "Quique, vete ya", el Espanyol mejoró y tuvo sus aproximaciones en la segunda mitad para lograr una igualada que no se produjo para desesperación de una afición que ya vislumbra que las alegrías y el fútbol escasearán en un final de temporada de película de terror. 

window._seedtagq = window._seedtagq || []; window._seedtagq.push(['_setId', '5148-9561-01']); window._seedtagq.push(['iframe_mode']); (function () { var st = document.createElement('script'); st.type = 'text/javascript'; st.async = true; st.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https' : 'http') + '://config.seedtag.com/loader.js?v=' + Math.random(); var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(st, s); })(); ">