El Barça asesta un estoconazo a la liga

El equipo de Valverde asalta el Santiago Bernabéu (0-3) y aventaja a los blancos en 14 puntos

Paulinho, en la jugada del penalti y expulsión de Carvajal en el clásico entre el Barça y el Madrid / EFE
23.12.2017 15:04 h.
4 min

Hasta la bola, como se dice en los toros. Así resolvió el clásico el FC Barcelona, dando un estoconazo mortal a la liga tras asaltar el Santiago Bernabéu a lo grande (0 a 3), con goles de SuárezMessi y Aleix Vidal, que asienta a los culés en lo alto de la tabla y deja a los blancos a 14 puntos. Una diferencia que nadie hubiese firmado al inicio de temporada.

El clásico del vermú. El del horario de los chinos. El de los jugadores por valor de casi mil millones de euros resultó por momentos un fiasco. Pero tal es el potencial de estos dos equipos, y el alcance planetario de este tipo de encuentros, que el que gana siempre acaba perdonando a su equipo todas las miserias.

Empate a ocasiones 

Se cruzaron en el camino el Real Madrid y el FC Barcelona con los blancos subidos de moral por su Mundialito de Clubes y con el Barça acomodado en la liga por su buen colchón de puntos. Ambos con intenciones bien opuestas desde el primer minuto: el Madrid buscando meter otra marcha y el Barça preocupado por rebajar el ritmo del partido, ofreciendo la imprensión de un clásico irreconocible en un estadio lleno para sentir el climax de estos duelos.

El equipo de Zinedine Zidane, con la sorpresa de la alineación de Kovacic por Isco de salida, dispuso en estos primeros 45 minutos de dos ocasiones claras, un remate de Cristiano que salvó Stegen y un cabezazo al palo de Karim Benzema; mientras que el cuadro de Ernesto Valverde pudo marcar en dos ocasiones de Paulinho, que fue el verdadero responsable de animar el último ciuarto de la primera parte.

Penalti y expulsión

Afrontaron por igual los dos equipos la reanudación. Cada uno con su repertorio, pero con el mismo guion: un Madrid ansioso y apurado, mientras el Barça, con más balón que en los primeros 45 minutos, dejando pasar los minutos con un ritmo cansino que acabó contagiando al Real Madrid. Tanto, que a los ocho minutos, pasito a pasito, Rakitic se encontró con un camino abierto, habilitó la pelota a Sergi Roberto y culminó la combinación Luis Suárez.

A partir del gol, un partido absolutamente diferente. Irreconocible el Madrid, mal fisicamente, el conjunto de Valverde desbordó a su rival en todas las líneas, con un juego más directo para acabar redondeando a los 19 minutos la jugada del partido: penalti y expulsión. A la calle Carvajal por unas manos y gol de Messi desde los 11 metros.

Heridos los blancos, la salida de Asensio y Bale animó a un equipo en inferioridad que llegó por momentos que podía a creer por momentos en la remontada. Pero el Madrid no reaccionó en el partido, hasta el punto que Aleix Vidal sobre la bocina lograba el tercer gol, y tampoco parece que reaccione en la liga. Sobre todo porque el Barça no falla. Gana al estilo Valverde y eso le sirve para lograr unos registros inimaginables. Hasta el punto de dejar practicamente sentenciada la competición en la jornada 17.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información