Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los jugadores del Milan celebran la victoria conseguida este domingo / EFE

El dueño chino del Milan, investigado por insolvencia

El club italiano sigue inmerso en problemas tanto dentro como fuera del campo

3 min

El Milan sigue viendo como los problemas se le acumulan. El club que en su día reinó en Europa --siete veces campeón de la Champions League-- no logra la estabilidad necesaria para darle la vuelta a la compleja situación deportiva e institucional que sufre. El dueño del club, el chino Yonghong Li, está siendo investigado en el país asiático por la insolvencia de su empresa Shenzhen Jie Ande, según una información difundida por el "Corriere della Sera".

El periódico transalpino asegura que Yonghong Li ya estaba involucrado en este juicio por insolvencia antes de que se oficializara la adquisición del 99,93 % de las acciones del Milan, entonces en posesión del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

El cambio de propiedad del Milan se produjo el 13 de abril de 2017, pero, dos meses antes, Yonghong Li había sido sancionado por un tribunal chino por no haber devuelto un préstamo de unos 60 millones de euros recibido en 2015 por el Jiangsu Bank. A pesar de esto, el empresario chino cerró en abril la adquisición del Milan a cambio de 740 millones de euros, con la ayuda de otro préstamo, de 300 millones de euros, recibidos por el fondo estadounidense Elliott. Además, la nueva propiedad del conjunto milanés consiguió en junio 2017 el visto bueno de la Serie A (Primera División) para la inscripción en la presente temporada e invirtió más de 200 millones de euros en el mercado de fichajes veraniego.

Una situación complicada

Sin embargo, según asegura el diario italiano, la ya complicada situación de Yonghong Li se agravó el pasado enero, después de que el banco de Cantón le demandara por no haber devuelto el dinero de un préstamo económico que le fue otorgado en 2015. Esta acusación, sumada a la del banco Jiangsu, puso en peligro la supervivencia de la empresa Shenzen Jie Ande de Yonghong Li, caso que será juzgado próximamente y que podría conducir a su bancarrota, subrayan las mismas fuentes.

Esta investigación se suma a una larga serie de especulaciones sobre la real identidad del nuevo presidente del Milan, en noviembre de 2017 el propio Berlusconi salió en defensa de la credibilidad del empresario chino. "Para ceder el Milan, Fininvest (la sociedad presidida por Berlusconi) se encomendó a consultores, estudios legales y bancos de nivel internacional. Los inversores chinos siempre han respetado los acuerdos tomados", escribió el expresidente del club en ese momento.