Menú Buscar
Los caballos que corren la Dubai World Cup corren en el majestuoso hipódromo de Meydan / DRC-MEYDAN

Dubai reparte 25 millones en cuatro horas de carreras

El mitin hípico es la prueba del mundo con más dinero en premios en menos tiempo de competición

2 min

Dubai, a través del majestuoso hipódromo de Meydan, se convierte este sábado en el epicentro del espectáculo de las carreras de caballos, con nueve carreras de purasangres y una una bolsa a repartir en premios de, nada más y nada menos, que  25 millones de euros en tan solo cuatro horas de competición.

Este es el mérito, además de conseguir que vayan los mejores corceles del mundo, que tiene la Dubai World Cup en el mundo del deporte. Una lluvia de petrodólares cuyo responsable es Mohammed Bin Rashid Al Maktoum, vicepresidente y Primer Ministro de los Emiratos Árabes Unidos y gobernante de Dubai.

Un imperio ecuestre

Este jeque es propietario de 11 yeguadas repartidas por Inglaterra, Irlanda, Australia, Estados Unidos, Francia y Dubai, con más de 1.500 purasangres. El hipódromo de Meydan es suyo, un recinto que es la verdadera meca de los caballos y de los aficionados.

Meydan cuenta con todos los servicios que necesita un recinto que costó hace ocho años 900 millones de euros. Los aficionados no pueden apostar, está prohibido en las leyes árabes, pero disponen de todos los lujos, incluidos hotel, embarcadero para megayates y un marcador para seguir las carreras que mide igual que el terreno del FC Barcelona.

La afición de los jeques

La jornada es la respuesta a una propuesta de los millonarios jeques árabes que intentaron, a principios de los años 90, organizar una Liga de Campeones en los hipódromos más importantes del planeta. Pero el fracaso fue total.

Así que decidieron organizar a partir de 1996 este festival hípico que reúne a la flor y nata del mundo de los purasangres y que cuenta como prueba estelar la Dubai World Cup, que da nombre al mitin, una carrera que se disputa sobre 1.900 metros y que reparte 8,2 millones de euros, siendo la segunda carrera más rica en premios superada solamente por la Pegasus World Cup con sede en Gulfstream Park en la Florida, con 13 millones de euros.