Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Novak Djokovic cayó ante Martin Kližan en su primer partido en el Barcelona Open Banc Sabadell de tenis y agrava así su crisis de juego / EFE

Djokovic agrava su crisis y se despide de Barcelona

El serbio cae en su estreno en el Open Banc Sabadell frente a Martin Kližan (6-2, 1-6 y 6-3) y sigue sin vencer en la Ciudad Condal

3 min

En el día de los estrenos más destacados, el Barcelona Open Banc Sabadell-Torneo de Godó ha experimentado su primera decepción. Uno de los grandes favoritos al título y un excelente aliciente a nivel comercial ha dicho adiós a las primeras de cambio. Novak Djokovic, invitado de excepción y gran novedad, ha puesto en liza su mal momento con una derrota ante Martin Kližan, número 140 del mundo, en su debut en la tierra batida barcelonesa (6-2, 1-6 y 6-3). El posible enfrentamiento ante Nadal en cuartos ya es historia.

Repitiendo lo ocurrido hace más de una década, en la que hasta fecha era su única participación en el Godó, el serbio ha dicho adiós en el primer encuentro que ha disputado en la Ciudad Condal. En el primer envite, ha quedado fuera. Lejos, muy lejos, de su versión habitual, 'Nole' ha sido incapaz de superar a un rival que tan solo había conseguido ganarle un set en sus enfrentamientos anteriores. Su presencia en Barcelona ha sido efímera.

Por momentos dando síntomas de estar mucho más lejos del nivel que el mismo expreso y que expuso en la rueda de prensa del martes, donde aseguró encontrarse en condiciones recuperar su mejor versión, Djokovic firmó un horrible primer set que le obligó a ir a remolque. En su estreno en la pista central Rafa Nadal, el serbio cedió la primera manga en 32 minutos (6-2). No obstante, en una notable reacción, 'Nole' se reecontró por instantes con una versión más cercana a la esperada y en 26 minutos igualó la contienda cediendo solo un juego (1-6). Fue un espejismo.

Sin vencer en Barcelona

Kližan, que venía de la fase previa, supo reponerse al golpe del segundo set, buscó que los intercambios no se alargaran y añadió unas cuantas dejadas ante la poca voluntad del serbio a la hora de contrarrestarlas. Rompiendo el saque de Djokovic octavo juego, el eslovaco no desaprovechó su oportunidad de hacer historia y eliminar al actual número 12 del mundo. "Me guardo para mí en lo que he fallado. Solo diré que mi equipo y yo necesitamos trabajar más", apuntó 'Nole'.

"Siento no haber cumplido con las expectativas. Yo también esperaba más de mí. No he estado a mi nivel. Espero volver algún día y devolver al público lo que me ha dado, porque es un torneo que me gusta, por el club, por su ambiente, porque hay muchos niños y porque es una ciudad con una cultura deportiva que es difícil de encontrar", aseguró un Djokovic que, 12 años después, sigue sin saber qué es vencer en Barcelona.

">