Menú Buscar
Lucas Digne, exjugador del Barça, posa con la camiseta del Everton / EVERTON

Digne, operación redonda para el Barça

El defensa se marcha al Everton por más de 20 millones para "jugar partidos, ganarlos y emocionar a los aficionados"

3 min

Lucas Digne ya es historia en el Barça. El defensa dejará en las arcas azulgranas un mínimo de 20,2 millones de euros, a los que cabría añadir otro millón y medio si se cumplen ciertas variables en su nueva etapa en el Everton. Ha sido una operación redonda para la entidad catalana.

Digne llegó a Barcelona procedente del PSG hace dos veranos a cambio de 16,5 millones de euros y otros 4 millones en variables. Entonces su valor era de 12 millones, según la reputada web de valoración de futbolistas Transfermarkt. Ahora deja alrededor de 20 millones (cuando la misma web lo valora en 15 millones). Por lo tanto, el Barça no solo recupera la inversión, sino que recibirá del Everton más de lo que vale.

Cinco años

El futbolista, que en el Camp Nou ha ganado dos Copas, una Liga y una Supercopa de España, dice ahora que quiere descubrir "la mejor liga del mundo", la inglesa. Por ello, el jugador, de 25 años, ha firmado un contrato hasta 2023: "El Everton es un gran club, un equipo con mucha historia. Quiero jugar partidos, ganarlos y emocionar a los aficionados. Lo hice bien en el Roma y en el Barcelona; mejoré como futbolista y como persona jugando con los mejores del mundo".

"Quiero demostrar mi mejor fútbol y descubrir la mejor liga del mundo. Todo el mundo ama la Premier League y estoy encantado de saber que voy a estar en ella. No tengo miedo; de hecho, estoy muy emocionado y con ganas de arrancar un nuevo desafío en otro país y en un club de la talla del Everton", apuntó en la web del club inglés. 

Dos goles

Pese a su juventud, Digne ha jugado en varios de los clubes más punteros del mundo, como el París Saint-Germain, el Roma y el FC Barcelona, donde ha sumado 3.190 minutos y 2 goles en 46 partidos.

Pero de Digne quedará, sobre todo, que socorrió a las víctimas del atentado yihadista de las Ramblas​ de Barcelona. Él, que vivía cerca de allí, no dudó ni un momento en bajar con toallas para atender a quien lo necesitara.