Menú Buscar
El 'staff' actual del Espanyol en la Ciudad Deportiva Dani Jarque / RCDESPANYOL

Desconcierto periquito por el 'casting' de entrenador

El RCD Espanyol duda entre varios perfiles a la espera de la llegada de Chen Yansheng

6 min

Desconcierto total en las huestes periquitas con la próxima temporada a la vuelta de la esquina. Sin portavoz, director deportivo y dinero en las arcas, la rumorología se ha apoderado del club tras el despido de Quique Sánchez Flores, con quien todavía no se ha llegado a un acuerdo económico, sin saber nadie cuáles son las condiciones que la oferta de trabajo exige para dirigir el año que viene al RCD Espanyol.

Esta incertidumbre sobre el perfil de entrenador que debe dirigir al cuadro españolista es lo más preocupante de la situación hoy por hoy y demuestra la desorientación que reina en el club. Con un panorama de altas y bajas que exige rapidez para que el mercado futbolístico no empiece a encarecer incorporaciones y cierre puertas a quienes deben de salir.

Ante un nuevo proyecto

El casting en el Espanyol va al gusto de todos. Dentro del club los hay que abogan por un experiquito que conozca la casa, otros que prefieren a un entrenador modesto contrastado y hasta hay quien piensa en un primer espada que rebaje su sueldo para asumir el reto del tercer proyecto de Chen Yansheng. En cambio, la opción de David Gallego, el entrenador del Espanyol B, que ha cogido las riendas del equipo con el objetivo de salvarlo, como así ha sido, empieza a esfumarse por su escaso tirón entre la masa social y porque la mochila de la nefasta temporada vivida le ha caído de rebote y eso es difícl de separar, aunque todo el mundo sepa que tan solo ha estado en el banquillo cinco partidos.

Óscar Perarnau, director general deportivo del RCD Espanyol / RCDESPANYOL

Óscar Perarnau, director general deportivo del RCD Espanyol / RCDESPANYOL

Esta vinculación con el pasado es lo que ha provocado que la junta tenga claro que el futuro pasa por el “borrón y cuenta nueva”. Este es el pensamiento generalizado en los despachos de Cornellà, aunque para eso habrá que esperar a la llegada la próxima semana del máximo accionista del club para que tome cartas en el asunto. Su asesor es Óscar Perarnau, el único que está por la cuestión en una nave donde dominan los ejecutivos y no los especialistas en el fútbol, algo que percibe el socio blanquiazul y que desde que aterrizó Rastar Group ha generado desconfianza, sobre todo por el número de errores que se han cometido los últimos años y por el hecho de que la última palabra la tenga Mr Chen, un auténtico desconocido de fútbol español como ha demostrado estos años.

La elección, además, se ve sometida a un plan de reajuste económico, lo que limita mucho la baraja de candidatos para consolidar y potenciar un nuevo proyecto donde nadie sabe todavía cuáles serán las bases del futuro del Espanyol. En esto está ya metido el nuevo consejero delegado, Roger Guasch, pero en la expansión económica, no en la deportiva, que pasa por encontrar un director que tome el relevo de Jordi Lardín para marcar las nuevas directrices de un proyecto auténtico y realizable que emocione al seguidor.

Sin tiempo que perder

No obstante, llamaría la atención el fichaje de un entrenador sin tener previamente atado al director técnico. Por eso, Perarnau se está apresurando a dar con el candidato para el área deportiva para que de esta manera la elección del entrenador sea más creíble de cara a la afición.

Una elección que se ha convertido en todo un guirigay de futuribles. Cada día con un perfil diferente a lo que se había venido hablando con anterioridad. Desde exculés, que la parroquia blanquiazul rechazaría, como Eusebio, Unzúe o Jordi Cruyff (aunque este último jugó en el Espanyol), a experiquitos como Rubi, Brnovic o Paulo Sousa, este último imposible por su elevado caché, a entrenadores modestos como Manolo Jiménez, Bordalás o Garitano, o a unos pocos "gallitos" como Berizzo, Escribá o Javi Gracia, que igual deberían rebajar su pretensiones económicas para sentarse en el banquillo blanquiazul.

Asier Garitano, actual entrenador del CD Leganés / EFE

Asier Garitano, actual entrenador del CD Leganés / EFE

Perfiles, todos ellos, muy variados y que confirman la desorientación que domina en el RCDE Stadium. Lo más parecido a su elección es una bolita que gira a toda velocidad en una ruleta. Y sin que nadie prediga las probabilidades de que caerá en la casilla ganadora. Ni con Chen Yansheng en Barcelona.