Menú Buscar
Una foto de Ivan Rakitic en el partido entre Croacia y Rusia de cuartos de final del Mundial de Rusia / EFE

Cuatro azulgranas jugarán las semifinales del Mundial

Tras la locura de cuartos, especialmente con la sorpresa de Brasil, el Barça tendrá cuatro jugadores a las puertas de la final del campeonato

4 min

El Barça puede alardear de futbolistas de categoría mundial. Pese al tropiezo de Brasil frente a Bélgica (2 a 1), el club catalán contará con jugadores en ambas semifinales. Francia se enfrentará a Bélgica. Umtiti y Dembelé intentarán superar a Vermaelen, que pese a no contar con muchos minutos durante el campeonato, podría ser campeón del mundo si su selección, la sorpresa de este Mundial, consigue superar a los blues de Deschamps. 

Croacia ha conseguido el pase a semifinales tras superar a un duro hueso de roer, la anfitriona Rusia. Segundo partido consecutivo en el que los croatas han tenido que jugar la prórroga y acabar en la lotería de los 11 metros. Primero contra Dinamarca, con una actuación estelar del portero Subasic y con un gol final del azulgrana Ivan Rakitic. Este sábado se ha vuelto a repetir. Pese a adelantarse en la prórroga, los rusos no quisieron rendirse tan pronto. Empató Mario Fernandes de cabeza en el 118 y volvieron los nervios. Con Subasic tocado, solo Kovasic falló el penalti. 

La anfitriona ha caído, con mucha dignidad, y de nuevo Rakitic ha marcado el gol que ha clasificado a su país. 

Emparejamientos de locura

El Barça tendrá un jugador azulgrana en la final ocurra lo que ocurra de aquí al final del torneo. Habrá que ver si Croacia es capaz de superar a los Three Lions, que cada vez dan más miedo. De momento los ingleses se postulan como los favoritos para llegar a la final, especialmente tras la eliminación de Brasil. 

Bélgica es la gran esperanza de muchos, para desbancar a los clásicos vencedores, aunque Croacia ya se ha hecho un hueco, una selección llena de jugadores de primer nivel y que ha consolidado el buen proyecto que inició en la Eurocopa de 2016 pese a su tropiezo frente Portugal en octavos. 

Pese a la presencia de cuatro jugadores --Umtiti, Dembelé, Rakitic, Vermaelen-- solo el 5 francés y el 7 croata están siendo protagonistas. Uno indiscutible y muy seguro en la zaga defensiva, el otro organizando el juego y siendo decisivo en momentos de máxima presión. Dembelé aún espera su turno y Vermaelen parece que se mantendrá en el banquillo por la falta de rodaje y la elevada competencia en su demarcación. 

Europa, reina del mundo

El campeón de Rusia volverá a ser europeo. La eliminación de las selecciones sudamericanas en cuartos vuelve a resaltar la pregunta sobre la superioridad del fútbol europeo frente al sudamericano. Las dos grandes potencias del futbol. Una decadencia consolidada, y que solo esquivó Argentina en 2014, pero que no pudo culminar tras perder la final contra Alemania. Desde 2002 un equipo del viejo continente se ha hecho con la Copa. La magia de Brasil se ha esfumado antes de tiempo en los últimos mundiales. Equipos llenos de grandes estrellas, pero incapaces de superar el juego en equipo del rival. 

Las semifinales serán de tu a tu. Equipos europeos, con juego de toque y con un solo objetivo: un billete a la final del 15 de julio.