Menú Buscar
Cristóbal Parralo (Deportivo) con Ernesto Valverde (Barça) en los momentos previos al duelo / EFE

El enésimo triunfo de Cruyff

El exazulgrana Cristóbal Parralo, técnico del Deportivo, se suma a la lista de discípulos del técnico holandés que han alcanzado la élite en los banquillos

5 min

Ha vivido ya nueve partidos en Primera División como técnico pero ninguno tan especial como el de este domingo. 30 años después volvió a la que fue su casa. Cristóbal Parralo se estrenó en el Camp Nou como entrenador del Deportivo y rememoró aquella época en que sus carreras por la banda le auguraban un futuro prometedor como azulgrana. Aquel jovencísimo lateral que debutó en la máxima categoría en 1987 regresó a su estadio en el enésimo triunfo de Johan Cruyff.

La irrupción de Parralo en la élite del fútbol español es una nueva victoria del ‘cruyffismo’. Y ya van unas cuantas. Ni el paso de las temporadas impide que cada vez sean más los exfutbolistas del técnico holandés que logran hacerse un hueco en el máximo nivel. A los Guardiola, Koeman, Eusebio, Laudrup, Ferrer, Barjuan, Milla, Unzué o Óscar García, entre muchos otros, se les ha añadido un entrenador persistente que a pesar de las primeras desdichas en sus inicios como entrenador siguió su camino hasta alcanzar un hueco en La Liga.

Cristóbal Parralo en su periplo como jugador en el Barça

Cristóbal Parralo en su periplo como jugador en el Barça / FC Barcelona

Años atrás, su estancia al lado de Cruyff fue corta pero dejó huella con la primera Champions de la historia del Barça incluida. Parralo estuvo bajo las órdenes del holandés unos meses en 1988 y después durante toda una temporada (1991-92) en la que solo una inoportuna lesión le privó de seguir su camino en el Camp Nou. Oviedo, RCD Espanyol y París Saint Germain - donde compartió equipo con un prometedor Ronaldinho - fueron los posteriores destinos de un lateral que en 2003 colgó las botas pero no se alejó de los terrenos de juegos.

Perseverancia y tenacidad

Después de sus inicios poco prometedores en el Santa Eulalia y el Girona, sin olvidar su paso como secretario técnico en el RCD Espanyol, Parralo no se rindió y encontró en el CF Damm el lugar idóneo para iniciar su meteórica ascensión. Con el juvenil ‘A’ de la entidad barcelonesa logró hacer historia en la División de Honor Juvenil así como en la posterior Copa del Rey de la categoría con unos registros que todavía no se han olvidado en el Municipal Feliu i Codina de Horta. Lograda una proeza impensable, tocó salir de la zona de confort en busca de nuevos retos.

Y el desafío surgió en Coruña, más concretamente en la Ciudad Deportiva de Abegondo. Parralo asumió las riendas del Fabril, así se conoce al filial del Deportivo, e inició un concienzudo trabajo que permitió que los deportivistas lograran el ascenso a Segunda División ‘B’. Una temporada bastó. Una vez consumado el salto de categoría en el primer intento, esta misma campaña el exazulgrana lideró con éxito el nuevo reto situando a los suyos lideres del grupo primero de la división de bronce. A finales de octubre, llegó su momento.

Cristóbal Parralo durante una sesión del filial del Deportivo

Cristóbal Parralo durante una sesión del filial del Deportivo / Deportivo

Los malos resultados del primer equipo con Pepe Mel le abrieron las puertas de la élite. Dos temporadas después de dirigir encuentros en categoría juvenil en el banquillo del Feliu i Codina de Horta encontró acomodo en el histórico Riazor. Ahora ya en la Primera División. Un salto destacable.

Sonriente, tranquilo y con un gesto de complicidad con Ernesto Valverde - otro de los considerados hijos del ‘Flaco’ - Parralo apareció en el Camp Nou en una noche donde ni la sideral diferencia en el juego y en el resultado lograron empañar una nueva - y no la última - victoria de Johan Cruyff.