Menú Buscar
Cristiano Ronaldo celebra uno de sus goles ante España / EFE

Cristiano acaba con su sequía

El portugués marca por primera vez ante la selección española y fue el artífice del primer punto de los suyos

15.06.2018 22:06 h.
4 min

Pasaban los partidos y permanecía una dinámica que inquietaba a Cristiano Ronaldo. Pendiente como anda de los números, aquellos que le permiten encubrir o disimilar otras carencias que cada vez están más expuestas en su juego, el futbolista del Real Madrid vivió su primera noche en un Mundial que puede ser el último de su carrera. Una competición que se le resiste, que no le brinda pleitesía y que no le deja acceder a lo olímpico. Ni por juego ni por goles. 

Afrontándolo por primera vez sin problemas físicos, Alemania (2006) fue la última cita mundialista a la que acudió en plenitud de facultades, en Sudáfrica (2010) sufrió un problema en el gemelo y en Brasil (2014) se topó con molestias en la rótula, Cristiano dejó de vivir la cara más amarga del torneo para experimentar la felicidad de un extraño triplete --un primer gol de penalti, otro tras un clamoroso error de De Gea y una brillante falta ejecutada en los últimos minutos-- en su estreno ante la volcánica España de Fernando Hierro. Ni la incertidumbre que acompaña a la selección española jugó a favor del combinado portugués que lidera el ariete madridista y que salvó un punto en el tramo final.

Con tan solo tres goles en 13 partidos (1.114 minutos), frente a Irán (2006), Corea del Norte (2010) y Ghana (Mundial 2014), los números de Cristiano en los Mundiales distaban mucho de lo que se espera de un futbolista de su calibre. Están lejos, muy lejos y las opciones de remediarlo parecen pasar solo por territorio ruso. En su primera oportunidad de maquillarlos, este mismo viernes, el siete no falló en un gris partido. No quedaba otra. Verle goleando en la cita de Catar con 37 años se hace poco probable. Las prisas aumentan y el portugués se desespera.

España, un muro infranqueable

Que el estreno mundialista en Rusia deparara un enfrentamiento con España de bien seguro que no gustó en exceso en Portugal. Tampoco a Cristiano Ronaldo. Más allá de la dificultad intrínseca del debut y de medirse a una de las favoritas al cetro, al ariete no le había sonreído la fortuna cada vez que debía medirse a la selección española. El vigente campeón del Balón de Oro se había enfrentado en cuatros ocasiones a La Roja. En ninguna había logrado marcar un solo gol. Nada de nada. Este viernes fue la excepción.

Cristiano celebra su primer gol contra España

Cristiano celebra su primer gol contra España / EFE

Aprovechando un penalti y un error de De Gea, sin obviar su buen hacer en el último lanzamiento de falta del encuentro, Cristiano logró batir por primera vez la portería española --no lo había hecho desde su primer encuentro contra los españoles en 2004-- aumentando a cinco los tantos marcados en la competición y en cuatro las citas mundialistas en las que ha visto puerta. Llegado el momento, no falló. Esta vez no.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información