Menú Buscar
Imagen de la presentación de Coutinho con representantes de la actual junta directiva

Coutinho, ¿un fichaje caro o barato para el Barça?

El pago de la segunda mayor cantidad de la historia en el mundo del fútbol contrasta con las vías de negocio que abre su llegada al Camp Nou

6 min

El debate está servido en la calle y alimentado por los medios de comunicación. El Barça paga 160 millones por Philippe Coutinho –versión extraoficial— y lo convierte en el segundo fichaje más costoso de la historia, solo superado por Neymar, que dejó el Camp Nou por el Parque de los Príncipes previo desembolso de su cláusula de rescisión: 222 millones de euros. ¿Phil es caro o barato?

Coutinho es caro en tanto que su precio es más alto de lo normal, según define la RAE el vocablo. Y son muchos los aficionados que así lo creen. Sin embargo, otros, menos, consideran que ha salido barato visto cómo está el mercado desde la operación Neymar. Sin ir más lejos, el Liverpool, que ha acogido a Coutinho desde 2012, ha contratado al defensa Van Dijk por 85 millones.

Nuevos patrocinadores

Otros seguidores del equipo sugieren que con estos 160 millones el Barça podría acometer parte de la reforma del Camp Nou, cuya remodelación está parada. El economista José María Gay de Liébana discrepa y apunta que “es mejor invertirlos en jugadores” que en el estadio: “Es necesario que el equipo esté arriba para que las inversiones en infraestructuras salgan adelante”. El pez se muerde la cola.

El profesor analiza el fichaje desde las perspectivas deportiva, psicológica y económica, aunque todas desembocan en esta última. La primera está clara: “Es un gran jugador” que puede ayudar a conquistar títulos. Y los títulos, sobre todo la Champions, son sinónimo de ingresos y de atracción de nuevos patrocinadores. Hay que recordar que el Barça quiere facturar 1.000 millones en 2021.

Neymar ya es pasado

El segundo factor es el “psicológico”. Los cracks atemorizan a los rivales. Y más importante: el Barça da carpetazo a la “psicosis Neymar”. El impacto de su salida “queda atrás”. La operación, además, demuestra el potencial económico del club de Arístides Maillol ante los nuevos ricos como el Manchester City y el PSG, cuyos millones no proceden necesariamente del mundo del fútbol.

Coutinho evolucion

La trayectoria de Coutinho

La tercera razón del fichaje es la puramente económica. Coutinho podría acercar nuevos patrocinadores al Barça. “El sponsor del mercado brasileño está huérfano” tras la salida de Neymar y Phil “tiene nombre en Brasil”. Buen momento para un patrocinio regional, fórmula que tantos éxitos da al club. Su llegada “va a suplir la mengua” deportiva y económica que se presuponía con la marcha del 11 al PSG.

El mercado latinoamericano

Como curiosidad, Coutinho es imagen de uno de los patrocinadores del Barça, el videojuego PES, de Konami, y está vinculado a otro gran socio: Nike.

Además, el Barça recupera control en el mercado latinoamericano (Leo Messi, Luis Suárez, Coutinho), que consume mucho fútbol y eso atrae a las marcas. Con este “ramillete de figuras”, incluido Dembelé, el club puede vender mucho mejor su marca a los patrocinadores; la televisión y la publicidad son los ingresos principales de las entidades hoy por hoy. La una va de la mano de la otra.

El mito de la venta de camisetas

Esto es, en grandes cantidades, lo que el Barça espera lograr con Coutinho. Pero sin hacer un feo a las giras (que hoy dependen muchas veces de los intereses de los patrocinadores), al Museo del Barça (las fotografías virtuales junto a Messi y Suárez son las más solicitadas y vendidas hoy) y a la tienda Nike, donde, aunque la venta de camisetas ya no sirve para recuperar la inversión, sí supone un ingreso extra.

“La venta de camisetas para recuperar la inversión pasa a la historia”, añade el profesor. Algunos estudios sostienen que los clubes ingresan entre el 10% y el 40% de las prendas vendidas; el resto termina en manos del fabricante, la tienda y el distribuidor. La camiseta del Barça vale 85 euros, así que, en el mejor de los casos, Coutinho tendría que vender 4,7 millones de zamarras y, en el peor, 18,8 millones de artículos. Los equipos venden de media 1,5 millones por temporada.

El profesor se muestra convencido de que el Barça “puede recuperar la inversión” durante los cinco años de contrato, aunque reconoce que “no es barato”. Sin duda, la llegada de Coutinho está pensada en clave de títulos y también, para ayudar a lograr los ingresos históricos de 1.000 millones previstos en 2021. En cualquier caso, llega la hora de las salidas. Sobran jugadores. Sobra masa salarial.