Menú Buscar
Coutinho sustituye a Iniesta (Barça) en el duelo de este jueves ante el Espanyol / EFE

Coutinho y el talento que no entiende de colores

El nuevo fichaje del Barça demostró en su primera actuación la calidad que atesora

3 min

Todavía no había tocado el esférico y ya había recibido dos ovaciones. Protagonista de todas las miradas, ni la despedida de Javier Mascherano, ni la necesidad imperiosa del Barça de remontar ante el Espanyol ni tampoco las maravillas en forma de jugadas de Leo Messi le restaron un ápice de protagonismo a Phillipe Coutinho. En una noche de tensión en la que la eliminatoria no se resolvió hasta el pitido final, la nueva estrella azulgrana mostró su sobresaliente versión dejando así una inmejorable carta de presentación en el Camp Nou.

Su aparición en la banda en los primeros compases de segunda mitad para realizar el calentamiento y su entrada al césped tras sustituir a Iniesta propiciaron los primeros aplausos de una afición entregada al brasileño. La permuta en el minuto 68 del centrocampista manchego por el ex del Liverpool ejemplificó a la perfección el cambio de poder entre el pasado y el futuro del Barça. Con la aparición de 'Cou', en el club azulgrana se espera que el cercano adiós de Andrés resulte lo menos traumático posible.

Coutinho en plena acción contra el Espanyol / EFE

Coutinho en plena acción contra el Espanyol / EFE

Sintiendo el cariño del público, ni el complejo momento en el que se encontraba la eliminatoria, con un Espanyol que fue apostando por la aparición de delanteros conocedor que un gol le metía en semifinales, ni tampoco la responsabilidad del primer día en la oficina hicieron mella en el centrocampista. Con el 14 a la espalda, Coutinho se instaló en la banda izquierda y en pocos minutos logró que el peso del ataque del Barça recayera en dicho costado mostrando su fútbol de siempre sin importar los colores de la zamarra.

Atrevido como pocos, su primer balón lo recibió de Leo Messi, el brasileño lanzó en su primera acción un caño que acabó en falta de Víctor Sánchez. Ofreciéndose en cada acción y actuando como si llevara años en el club, su buena sintonía con los atacantes azulgranas generó la sorpresa de los presentes viendo la soltura con la que se exhibió el brasileño.

25 pases buenos (86,2% de acierto), dos ocasiones creadas, tres duelos ganados y dos regates buenos fueron el balance de su primera noche en un Camp Nou en el que parece haber jugado toda la vida.