Menú Buscar
El club más aristocrático de Barcelona se cita el 1-O

El club más aristocrático de Barcelona se cita el 1-O

El Polo celebrará su tradicional Concurso de Saltos Internacional, de jueves a domingo, con la participación del equipo español

7 min

Ajeno a los fustazos que se arrean estos días los políticos por el 1-O, el Real Club de Polo de Barcelona celebrará, de jueves a domingo, o sea, hasta el Día D, la 106 edición de su Concurso de Saltos Internacional (CSIO). Un evento hípico único en la ciudad, que contará con la participación de un centenar de jinetes y amazonas —entre ellos el equipo español— en unos días complicados en lo político, y quién sabe si en lo deportivo, que hoy nadie es capaz de prever ni imaginar.

Todavía más cuando se sabe que se trata de una edición que el año pasado tuvo una cobertura televisiva de más de 150 horas, en 60 países de los cinco continentes, y que coincidirá el 1-O, a la misma hora, y a poco más de 100 metros de distancia, con el partido de liga entre el FC Barcelona y la UD Las Palmas. Un hecho que de tratarse de otro domingo quedaría en anecdótico, pero que en esta ocasión puede convertir la avenida Dr. Gregorio Marañón en un punto neurálgico de las reivindicaciones independentistas según haya transcurrido la jornada, y hasta caricaturesco, si el triunfo español en la pista central del Polo hace sonar el himno nacional.

Inflexible calendario

Para el Polo la elección de la fecha obedece a criterios del organismo internacional hípico que rige este deporte. Por tanto, poco o nada ha podido hacer para cambiarlo. Muy distinto que el Ironman de Barcelona, que se disputa un día antes, el 30 de septiembre, después de solicitarlo la organización el pasado julio en previsión a que coincidiese con la posible consulta de independencia.

“Las fechas de celebración del Concurso de Saltos Internacional de Barcelona vienen impuestas por la Federación Ecuestre Internacional, ya que nuestra prueba es la final del circuito mundial de Copa de Naciones que se celebra en los cinco continentes. Como evento deportivo creemos que el CSIO Barcelona no se verá afectado por el 1-O”, ha comunicado el Polo a Crónica Global.

Un mundo aparte

La verdad, con la experiencia de los años, tampoco la coincidencia debe ser un gran problema para el acontecimiento deportivo más antiguo de España, mantenido vivo más de un siglo por este elitista club. Las instalaciones del Polo son como un mundo aparte, donde la competición trascurre en un entorno exclusivo, de paz y dinero, donde puede acceder cualquiera de los mortales con solo pagar una de las entradas que van desde 5 euros a 65 euros por jornada, siendo incluso gratuito el jueves, y que ha supuesto que en los últimos años asistan unos 50.000 espectadores al evento.

Estas ganas de popularizar el deporte del salto hípico no impide que edición tras edición el protagonismo en la pista central se lo lleve la aristocracia, que llegada de toda España, incluso para este 1-O, no pierde la ocasión para ver y dejarse ver en el club que preside el empresario Curro Espinós de Pascual.

Foto de familia de la presentación hoy, 26 de septiembre, del CSIO de Barcelona / CSIOBARCELONA

Foto de familia de la presentación, el 26 de septiembre, del CSIO de Barcelona / CSIOBARCELONA 

Para más relax y ambiente hípico, se ofrece durante los cuatro días el Polo Park, un festival de experiencias creativas, tendencias, gastronomía, estilo de vida y actividades de entretenimiento, en una superficie de 20.000 metros cuadrados, donde las marcas y el shopping comparten espacio con distintas actividades para familiarizarse con el mundo ecuestre. Un ejemplo del esfuerzo para que este concurso tenga su encaje social en la ciudad, labor que ha llevado a cabo el Barcelona Equestrian Challenge, una serie de acontecimientos deportivos, culturales y sociales que han contribuido a que el CSIO Barcelona suponga imagen y negocio para la capital catalana.

Este concurso hípico está considerado el tercer evento que genera más beneficios en la ciudad tras el Barcelona-Real Madrid y el Gran Premio de España de Fórmula 1, que se celebra en Montmeló. Además, su compromiso con la ciudad es total, dedicando incluso este año un obstáculo, El Eixample, un muro elaborado en madera de color blanco que incorpora el mapa de este distrito, obra de las dos jóvenes diseñadoras de la prestigiosa Escola Massana de Barcelona.

Los mejores del mundo

Alemania, Bélgica, Brasil, Canadá, Francia, Gran Bretaña, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Holanda, Irlanda, Italia, Nueva Zelanda, Suecia, Suiza y España. Estos son los 15 equipos que competirán en las instalaciones del Polo con sus mejores representantes para disputar durante cuatro días un total de ocho pruebas de salto hípico, entre las cuales está la Longines FEI Nations Cup Jumping Final, el concurso por equipos más importante del ámbito internacional.

El CSIO Barcelona 2017, cuyo patrocinador es la firma relojera Longines, coincide con una doble efeméride: el 120 aniversario del Real Club de Polo y los 25 años de los JJOO de Barcelona-92. Para celebrarlo, se prevé un cálido homenaje al equipo olímpico de 1992 compuesto por Cayetano Martínez de Irujo, Luis Astolfi, Enrique Sarasola y Luis Álvarez Cervera. Todo esto en cuatro días intensos. Y con el 1-O de colofón. Ahí es nada.