Menú Buscar
El Barça encontró en las bandas una solución ante el Valencia / Crónica Global

Las claves del triunfo del Barça ante el Valencia

El conjunto azulgrana supo ponerse en ventaja en la eliminatoria tras un enrevesado encuentro

5 min

En la ida de las semifinales de la Copa del Rey, Barça y Valencia firmaron un encuentro marcado por la igualdad. Una acción individual de Messi, culminada por Luis Suárez, dio cierto aire al conjunto azulgrana de cara al encuentro de vuelta en Mestalla de la próxima semana en el que estará en juego el billete a la final copera del Wanda Metropolitano de Madrid.

En Crónica Global repasamos las principales claves del triunfo de los de Ernesto Valverde:

El planteamiento conservador del Valencia

Conocedor del desgaste que provoca el Barça en sus rivales a lo largo de un encuentro y de su tendencia a fomentar los triunfos en los segundos 45 minutos, el Valencia optó por repetir la propuesta planteada entre otros - con éxito dispar - por el RCD Espanyol. El equipo de Marcelino García Toral dedicó la primera parte a aguantar las acometidas del Barça, temporizar y restar a la espera de encontrar su oportunidad entrado el segundo acto. Repitiendo la tónica de la temporada, los valencianos demostraron ser un equipo más reactivo que activo.

Marcelino planteó dos líneas de cuatro para frenar la ofensiva azulgrana / Crónica Global

Marcelino planteó dos líneas de cuatro para frenar la ofensiva azulgrana / Crónica Global

Reservando esfuerzos para después del descanso, los valencianistas - que anotan el 70% de los goles en la segunda mitad - tuvieron algo de presencia ofensiva en los últimos minutos. No obstante, una acción de Messi rematada por Luis Suárez acabó derrocando la muralla planteada por Marcelino, que tras el duelo alabó el trabajo de los suyos. "Nos hubiese gustado marcar. Tiene mucho mérito el nivel competitivo que ha mostrado el Valencia. El resultado nos deja la eliminatoria abierta", aseguró el técnico valencianista.

Las bandas como solución al atasco

Con un Valencia planteando dos líneas de cuatro cerrando los pasillos interiores y esperando salir a la contra, la gran baza del Barça volvieron a ser las bandas. Con Sergi Roberto y Jordi Alba como titulares, ambos salieron al rescate de los azulgranas en la segunda mitad frente al Alavés, Ernesto Valverde apostó por reforzar el costado derecho con Aleix Vidal mientras dejaba el izquierdo - algo habitual - despoblado para las idas y venidas de Alba.

Jordi Alba volvió a contar con toda la banda izquierda

Jordi Alba volvió a contar con toda la banda izquierda / Crónica Global

Con Iniesta apareciendo por el centro dando un cierto respiro a Busquets y Rakitic, Alba fue el amo y señor de la banda izquierda mientras que por el otro costado Aleix Vidal dejó una grata imagen a pesar de la falta de acierto - algo extensible a todo el equipo - en los metros finales. "Aleix nos da profundidad y amplitud. Ante un equipo que cierra los espacios por dentro, sabíamos que nos lo iban a dar por fuera", apuntó Valverde.

Un aspecto a mejorar

Nada más y nada menos que 12 saques de esquina tuvo el Barça y en prácticamente ninguno de ellos logró generar peligro. Ni remates que pusieran en compromiso al meta Jaume Domènech ni segundas acciones que propiciaran dudas en una fiable zaga valencianista.

Yerry Mina junto a Paulinho en un entrenamiento

Yerry Mina junto a Paulinho en un entrenamiento / EFE

Todo ello manifestó la debilidad del equipo azulgrana en ese aspecto y en el que habrá que ver el impacto que tiene Yerry Mina, especialista en este tipo de acciones gracias a su 1,95 m de altura, cuando se estrene con la zamarra culé

Umtiti se consolida

Se llevó una noche más la ovación del público y no es para menos. El Umtiti volvió a demostrar sus enormes dotes como central en un encuentro donde las rápidas salidas del conjunto visitante exigían la fiabilidad que acostumbra a mostrar el zaguero francés.

Barça y Valencia protagonizaron un duelo de mucha igualdad

Barça y Valencia protagonizaron un duelo de mucha igualdad / EFE

Atento al corte y rápido a la hora de achicar espacios, el central francés no concedió prácticamente opciones a una delantera tan peligrosa, vertical y de talento como la que forman Rodrigo y Vietto, ayudando a que el Barça dejara una noche más la portería a cero.