Menú Buscar
El primer clásico de liga se juega este sábado al mediodía / EFE

El clásico se rinde al mercado oriental

El partido de este sábado se ha adaptado en el horario a las exigencias del continente asiático para que La Liga aumente sus ingresos

6 min

Primero se dijo que se jugaría en sábado para que el Real Madrid descansase del Mundialito de Clubes de Abu Dabi. Luego, que además sería a primera hora para que los jugadores llegasen a tiempo a sus lugares de origen para pasar las Navidades. Y ahora, se ha sabido cuál ha sido la principal razón de todas: el clásico se juega en sábado por intereses económicos. Concretamente, continuar con la conquista del mercado asiático para que La Liga obtenga más ingresos.

El horario a la una de la tarde es marcadamente oriental: el mediodía español es la tarde noche en China, concretamente las ocho, una menos en Indonesia y una más en Japón, por ejemplo. Una franja horaria creada para adaptarse a las costumbres de esos países y que garantiza una máxima visibilidad para captar aficionados y patrocinadores en el continente asiático.

Y también parar alcanzar, a partir de la temporada 2019-20, los 2.300 millones de euros en ingresos por derechos audiovisuales que se ha fijado La Liga, lo que representaría un incremento superior al 30% respecto a los contratos actuales.

Enormes expectativas

Este horario, además, hace que se superen las expectativas que generó el último duelo liguero entre merengues y culés, el pasado 23 de abril, con el 16,7% de cuota y 2,5 millones de espectadores en el canal de pago de Movistar. Cuotas muy distintas a las de Telecinco con la Supercopa de España este verano, que al ser en abierto barrió en los índices de rating en la ida con el 46,8% que significó unos 6.348.000 espectadores. El partido de vuelta se superó, con el 49,8% y 6,5 millones, logrando una audiencia global para la cadena de Mediaset de 7.101.000 espectadores.

Ahora, con el partido más esperado del año fijado a las 13 horas, los audímetros pueden estallar. La retransmisión a esa hora hará que cerca de 650 millones de telespectadores de 182 países vean el sábado el partido que enfrentará al Real Madrid y FC Barcelona en el Santiago Bernabéu, una cifra que batirá todos los récords de cobertura y repercusión. Sobre todo en la zona de Asia-Oceanía, donde la liga española recaudó 122 millones de euros en 2016-17, muy por detrás de España (911 millones de euros), América (212 millones de euros) y Europa (148 millones de euros).

Cristiano Ronaldo y la defensa azulgrana en uno de los duelos en el Santiago Bernabeu / EFE

Cristiano Ronaldo y la defensa azulgrana en uno de los duelos en el Santiago Bernabeu / EFE

Por esto La Liga se centra en el mercado asiático, con un potencial de 3.500 millones de espectadores, y se despreocupa de otros continentes. Un ejemplo es el americano, que aunque también es una importante porción de sus ingresos, por la hora que les llegará la emisión (siete de la mañana en Colombia, por ejemplo), está claro que no es el prioritario en estos momentos.

Cobertura espectacular

Para conquistar al espectador oriental ya se ha ocupado Mediapro de ofrecer una cobertura espectacular. La operadora de Jaume Roures producirá el clásico en calidad 4K-UHD y con el mayor despliegue de cámaras, superando a otros eventos deportivos de gran magnitud como la final de la Champions League. Su señal llegará a la pequeña pequeña pantalla de todo el planeta, excepto a Mongolia,Corea del Norte, Malta y Papúa Guinea. ¡Ahí es nada!

Serán 40 cámaras instaladas en el Santiago Bernabéu, destacando la cámara virtual 360 Be The Player, una Intel 360 que se sitúa en la misma posición donde está ubicado el jugador protagonista de una acción, lo que permitirá a los espectadores ver la escena exactamente igual que el futbolista justo antes de realizar el movimiento.

Seguimiento personalizado

Otra novedad será el Laser Wall, un muro virtual que se alza en el terreno de juego, permitiendo ver con más claridad la posición de los jugadores en fuera de juego. Si estos jugadores son Leo Messi y Cristiano Ronaldo, también tendrán un seguimiento total de cada uno de sus movimientos durante los 90 minutos gracias a dos cámaras superlentas exclusivas para ellos.

Leo Messi y Cristiano Ronaldo tendrán un seguimiento personalizado / EFE

Leo Messi y Cristiano Ronaldo tendrán un seguimiento personalizado / EFE

Todo con el fin de que el mercado de La Liga se expanda. Especialmente a China, India, Indonesia, Japón, Vietnam, Corea del Sur y Kenia, países que recibirán la señal a través de los 50 operadores internacionales que tienen los derechos televisivos y que han sido elegidos para organizar unos eventos que potencien todavía más la estrategia orientalizadora de la liga española. O sea, ganar más fans. Más dinero.