Menú Buscar
Prueba del Campeonato de Moto GP en el Circuito de Cataluña

El circuito de Montmeló, en el punto de mira

El fatídico accidente de Enric Saurí se produce en uno de los momentos más crítico del trazado catalán

4 min

No corren buenos tiempos para el circuito de Montmeló. La prestigiosa, reconocida y popular pista catalana vive uno de sus peores momentos, donde incluso su presencia en el campeonato de motociclismo del año que viene pende de un hilo tras los últimos acontecimientos que han puesto en duda su seguridad para los pilotos.

Cuestionada su garantía en los últimos años, con el recuerdo aún de la muerte de Luis Salom el pasado 3 de junio de 2016 en la curva doce del trazado, la trágica noticia del accidente de Enric Saurí este sábado en la prueba de las 24 horas suma todavía más inquietud al futuro de un circuito que necesita reinventarse para mantener su histórico estatus.

Con las declaraciones de los pilotos de MotoGP cuestionando la seguridad del trazado, la posibilidad de que Montmeló quede fuera del Mundial de 2018 es cada vez más real si no se reasfalta la pista y se soluciona la curva donde tuvo lugar la muerte de Salom.

Millonaria reparación

Uno de los problemas principales que plantean los cambios que exige la organización del Mundial es su elevado coste. Obsoleto tras su construcción en pleno movimiento de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, tal y como definen los expertos, el estado actual del circuito exige una remodelación nada sencilla que podría superar los tres millones de euros.

Conscientes de la dificultad que supone encontrar financiación, los responsables del circuito se enfrentan a una disyuntiva a sabiendas de que los organizadores del Mundial no darán un paso atrás en su reclamación de mejoras para la próxima temporada, Máxime tras la voluntad expresada públicamente por pesos pesados como Marc Márquez o Valentino Rossi y los responsables del campeonato.

“Ahora mismo Montmeló es un circuito que no está homologado. Ellos tienen que realizar sí o sí una propuesta de obras y ya veremos como acaba”, aseguró hace unos días Carmelo Ezpeleta, máximo responsable de Dorna, a Catalunya Ràdio.

El último Gran Premio dejó visibles las necesidades del circuito

El último Gran Premio dejó patentes las necesidades del circuito / Circuit de Barcelona-Catalunya

Disminución de las ayudas públicas

Deficitario como buena parte de los circuitos en España, el de Montmeló suma ya dos años con graves problemas tras el cambio que se produjo en las ayudas públicas que recibía, sin duda el gran sustento para la continuidad temporada tras temporada.

La decisión de la Generalitat de Catalunya de dejar en manos del Ayuntamiento de Barcelona la supervivencia del trazado se unió a la llegada a la alcaldía de Barcelona en Comú, quien renunció a dicha responsabilidad.

El gobierno de Ada Colau anunció la disminución en la aportación al circuito, una pérdida económica que significó un duro golpe que a día de hoy se agrava ante la necesidad de una remodelación de dichas dimensiones por parte del trazado.

Cinco muertes

Sin conocerse todavía los detalles de lo ocurrido en el accidente de Saurí, su muerte aumenta a cinco la lista de fallecidos en el asfalto catalán a lo largo de su existencia.

Junto al piloto de Granollers, los otros deportistas que perdieron la vida en el trazado de Montmeló fueron el mallorquín Luis Salom en 2016, Rubén Torres en 2006, Xavier Fabra en 2005 y Salvador Farrando en el 2000.