Menú Buscar
Público paseando por el festival del Sea Otter Europe celebrado este fin de semana en Girona

El ciclismo, inmune al ambiente político en Cataluña

El II Sea Otter Europe celebrado en Girona confirma el buen estado de la industria de la bicicleta

4 min

El sector del ciclismo vive buenos momentos, como se ha podido comprobar este pasado fin de semana en Girona, donde se ha celebrado el festival ciclista internacional Sea Otter Europe, un certamen abrumador de marcas y personajes del sector. En esta segunda edición ha superado ampliamente las cifras del pasado año, demostrando que los vaivenes del procés no le han afectado en absoluto, a diferencia de otros eventos internacionales que debían celebrarse en Cataluña, como la Barcelona World Race.

En los tres días que ha durado el Sea Otter Europe Costa Brava-Girona Bike Show han pasado por el recinto del festival, situado en el entorno del pabellón de Fontajau, unas 50.000 personas. Esto supone un crecimiento superior al 50%, según datos aportados por la organización, que cuenta con el apoyo de organismos públicos como el Patronato de Turismo Costa Brava Girona, la Diputación de Girona, el Ayuntamiento de Girona y la Agencia Catalana de Turismo.

Notable incremento en todo

El incremento de expositores y marcas en el festival también ha sido notable, ya que las 380 compañías de la industria ciclista y destinos de cicloturismo que han estado presentes representan un 25% más que en la edición inaugural. La total ocupación de los 26.000 metros cuadrados de la zona de exposición (un 30% más que el año pasado) es otro dato que confirma la consolidación de este evento.

Diversas personalidades en el Sea Otter Europe

De izquierda a derecha, el representante territorial del deporte en Girona, Josep Pujols; la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas; el presidente de la Diputación de Girona, Pere Vila; el director del festival, Albert Balcells, y el director y fundador de Sea Otter Classic, Frank Yohannan

Además de ser un escaparate de las últimas novedades en el mundo del ciclismo, Sea Otter Europe también ha acogido numerosas actividades y competiciones, que han contado con la participación de 5.230 ciclistas, un 25% más que en 2017.

La mayor internacionalización del evento ha sido otro de los aspectos positivos de esta edición, en la que, entre expositores y ciclistas, ha contado con la participación de 50 países y se han acreditado 150 periodistas de todo el mundo.

Impacto económico

En cuanto al impacto económico generado por Sea Otter Europe en Girona, aunque todavía no hay cifras oficiales, el director del festival, Albert Balcells, ha asegurado que “se han superado ampliamente los dos millones de euros del año pasado”. Y es que este evento supone un gran escaparate para Girona y la Costa Brava, que refuerzan así su imagen como destino turístico y para la práctica del ciclismo.

Ciclistas y expositores se han entremezclado estos días en la feria

Ciclistas y expositores se han entremezclado estos días en la feria

Las excelentes cifras de esta edición, sin duda, han contado con la contribución de la cancelación de la feria ciclista Unibike, que debía celebrarse en septiembre en Ifema, así como de su sustituta, We Bike, con sede también en Madrid. Hechos, estos dos, que han convertido a Sea Otter Europe en el evento de referencia del sector ciclista en España.

Una vez bajado el telón, esta versión europea de Sea Otter Classic --el festival que se celebra en Estados Unidos desde hace casi 30 años--, ya piensa en su tercera edición en 2019, un evento que suma ya numerosas solicitudes de expositores nacionales e internacionales, por lo que su salud parece envidiable.