Menú Buscar
Panorámica de una de las pistas del Real Club de Tenis Barcelona / BARCELONAOPENBANCSABADELL.COM

Cataluña se mantiene como la comunidad hegemónica del tenis

La irrupción de figuras y torneos del resto de España no ha impedido el liderazgo catalán en este deporte

5 min

Nada cambia en el tenis español. Los clubes más legendarios con mayor número de canchas de tenis y que dominan los torneos de clubes en el ámbito estatal y europeo se encuentran en tierras catalanas, donde muchos jugadores foráneos se instalan para mejorar su potencial. Así ha sido y así será en este deporte, donde la afición por el tenis en Cataluña es mayúscula, como se pudo comprobar este pasado fin de semana con la celebración del primer Congreso nacional de Tenis y Pádel con motivo del cincuentenario del Club de Tenis Valldoreix.

De los 1.230 clubes de tenis que hay repartidos por toda España, casi un 20% (en total 217) están situados en Cataluña. Especialmente en Barcelona, donde el deporte de la raqueta siempre ha tenido un vínculo especial, de ahí que algunos de los clubes más prestigiosos, algunos con más de 100 años de historia, sigan ofreciendo para los tenistas más de una veintena de pistas en perfectas condiciones; la mayoría, claro está, de tierra batida.

Clima mediterráneo

Estas entidades son instituciones que dominan claramente los campeonatos de España y de Europa de tenis que se disputan a nivel de clubes. Y los tenistas españoles y extranjeros que quieren entrenarse bajo el clima mediterráneo también se decantan por algunos de esos recintos repartidos por la ciudad, además de otras localidades catalanas.

El club que destaca por encima de todos es el Real Club de Tenis Barcelona (RCTB). Fundado en 1899, es el más antiguo de España y en cada rincón uno puede intuir un trocito de la historia del tenis español. Como las 45 eliminatorias que ha albergado de Copa Davis. O como la infinidad de estrellas que decidieron y deciden mudarse para entrenarse en sus instalaciones. Hoy, por ejemplo, Nadal, Fognini, Feliciano, Rubleb o Khachanov compiten bajo sus siglas. Es el club donde se disputa el Torneo Conde de Godó, hoy bautizado Barcelona Open Banc Sabadell, y que cuenta con 2.200 socios numerarios. Si un socio quiere darse de baja debe encontrar a alguien que compre su plaza que, hoy, ronda los 30.000 euros.

Murray estuvo dos años en la Academia Sánchez-Casal / SANCHEZ-CASAL.COM

Murray estuvo dos años en la Academia Sánchez-Casal / SANCHEZ-CASAL.COM

Los clubes La Salut, Barcino y Polo le van a la zaga al RCTB, tanto en historia como en prestigio. El Club Tenis de La Salut fue creado en 1902, pocos años antes que el resto de instalaciones. Como curiosidad, a nivel de socios, el Club Tenis Barcino cuenta con 3.000 abonados de manera permanente. Y el Real Club de Polo cotiza esa codiciada condición de asociado a 25.000 euros.

Fuera de Barcelona también se encuentran grandes instalaciones. Los clubes de Vilafranca, Sabadell y Reus fueron inaugurados en los albores del siglo pasado. Los exjugadores también crearon sus propias escuelas y buena prueba de ello son los centros de Andrés Gimeno (Club de Tenis Andrés Gimeno) y Emilio Sánchez Vicario y Sergio Casal (Academia Sánchez-Casal), ambos en Castelldefels y cuna de jugadores como Murray o Dimitrov.

Datos irrefutables

Los clubes de tenis Betis, Recreativo, Málaga, Valencia o Chamartín también son instituciones legendarias y por sus pistas han pasado leyendas españolas y extranjeras. Pero el hecho de que de las 5.784 pistas que hay construidas en toda España, 1.354 se encuentren en Cataluña es un dato más que refrenda la hegemonía catalana.

Con estos datos no es osado afirmar que el potencial del tenis español no se entiende sin la aportación de los clubes catalanes. Esas instituciones (ligadas también al hockey, la natación o los caballos) apostaron hace un siglo por la raqueta y hoy, con sus torneos, jugadores e instalaciones lo siguen haciendo.