Menú Buscar
Jorge Mendes durante un acto

Mendes, el mago de los fichajes, regresa al Barça

El agente portugués ha reabierto su vinculo con el club azulgrana 13 años después

7 min

Hablar de Jorge Mendes es sinónimo de verano, futbolistas y dinero. Mucho dinero. Su presencia por estas fechas estivales en indefinidas oficinas de los clubes de primer nivel europeo es una constante y la aparición de sus representados en las portadas de la prensa de distintos países es una realidad día tras día en un negocio en el que muchos le consideran un mago de los fichajes.

Íntimo de Cristiano Ronaldo, una relación que entre otras cosas le sirvió para recibir una isla como regalo de boda, Mendes es un agente de futbolistas considerado como una de las personalidades más influyentes en el panorama del fútbol mundial actual en un hecho que a través de su empresa Gestifute le ha permitido ganar 85 millones de euros en 2015 según la revista Forbes.

No obstante, y a pesar de su omnipresencia en prácticamente cada rincón del mundo donde existe un balón de por medio, la figura de Mendes ha estado ausente en Barcelona a lo largo de la última década, en un hecho sin precedentes para todo un caza fortunas que no puede dejar de ver el Barça como una fuente de ingresos realmente tentadora. 

Un década sin pisar el Camp Nou

Los fichajes de Rafa Márquez y Ricardo Quaresma por el Barça en 2003 y el de Deco en 2004, cuya llegada significó en el mismo acuerdo la salida del extremo portugués apodado en el vestuario como 'el gitano', fueron las últimas visitas con éxito que realizó Mendes a las oficinas del Camp Nou. Todo ello hasta el año pasado. A cambio de cinco millones euros en el caso del central, de seis millones por el díscolo extremo portugués y de 20 millones por el centrocampista del Oporto, en un mercado que aún no imaginaba la permuta que sufriría años después con precios desorbitados por medianías, Mendes recibió sus primeros beneficios a través de colocar a jugadores en un Barça con Laporta y Rosell como cabezas visibles en la junta directiva.

Sin rastro de operaciones entre el agente portugués y el Barça desde las mencionadas en 2003 y hasta 2014, cuando tuvo su primer acercamiento a través de Arda Turan, el verano de 2015 significó el retorno de Mendes a un club que la próxima temporada contará con hasta tres futbolistas del habilidoso gestor de jugadores en el inicio de una relación que parecía perdida.

André Gomes y Semedo, últimas contribuciones

Un año antes, en 2014, ya contribuyó en gran medida a la llegada de Arda Turan. A pesar de no ser su representante oficial, Mendes fue uno de los responsables de cerrar la incorporación del turco procedente del Atlético de Madrid, previo paso ya a su intervención directa en el Barça con futbolistas de su agencia. 

El fichaje de André Gomes, procedente del Valencia, el verano pasado abrió una veda que se vio aumentada semanas después con la llegada del también valencianista Paco Álcacer y que se ha incrementado este verano con la del defensor del Benfica Nelson Semedo. 

95 millones en dos veranos

Conocida su estrecha relación con Peter Lim, propietario del Valencia CF, Mendes no desaprovechó el verano pasado la oportunidad de beneficiarse de dicha vinculación con el magnate empresarial para introducir a futbolistas de su empresa, de nuevo y 13 años después, en el Barça.

Un total de 95 millones de euros, más unos 27 que están pendientes en forma de variables y que podrían darse en las próximas temporadas, es la cantidad de dinero que ha movido Mendes en Barcelona en tan solo estos dos últimos mercados de verano. 

André Gomes, por 35 millones de euros y 20 en variables, Paco Alcacer, por 30 millones y dos en variables, y Nelson Semedo, por también 30 millones y otros cinco en variables cada vez que dispute 50 partidos oficiales con el Barça, son los futbolistas y sus respetivas cantidades de un apetecible negocio del que Mendes parece estar dispuesto a no dejar escapar otra vez.

Cristiano al Barça

Uno de los movimientos que pudo haber cambiado el panorama futbolístico actual también cuenta con el sello Mendes. Con Joan Laporta como presidente del Barça, ambos siempre han admitido tener una gran relación, el agente portugués puso sobre la mesa de las oficinas del Camp Nou el nombre de un futbolista conocido como Cristiano Ronaldo.

El portugués, aún en su versión más desconocida cuando militaba en el Sporting de Lisboa y era tan solo un inicio de estrella, pudo haber sido futbolista azulgrana pero la falta de consenso en relación al parné evitó una transacción que vista con el tiempo resulta algo morbosa.

El Bernabéu, centro de negocios

Para un habilidoso negociador como Mendes, el no fichaje de Cristiano por el Barça no supuso ningún revés. Ni mucho menos. El agente logró que el portugués fichara por el United para luego hacer uno de los negocios más importantes del fútbol mundial con la llegada de CR7 al Real Madrid.

Con Cristiano en el Santiago Bernabéu, la figura de Mendes creció y creció sin parangón siendo un surtidor continuo de figuras que respondían a las múltiples peticiones veraniegas de Florentino Pérez y con operaciones que han superado de largo los 150 millones de euros.

José Mourinho, Ángel Di Maria, Pepe, James Rodríguez, Coentrao o el propio Cristiano son solo algunos de los hombres del agente que han militado en el Real Madrid en los últimos años, con un Bernabéu como centro de operaciones que Mendes espera ampliar con una sede en la Ciudad Condal.