Menú Buscar
Leo Messi en una acción en el encuentro ante el Valencia / FCB

El horario y el frío deshabitan el Camp Nou

Los 50.959 aficionados que vivieron en vivo la ida de semifinales de Copa del Rey registraron la tercera peor asistencia de la temporada

5 min

Corren malos tiempos para el Camp Nou. Los datos que apuntan a lo largo de esta temporada registros de asistencia poco halagüeños e inusuales en el estadio de la Ciudad Condal no hicieron más que ponerse en liza en un momento clave de la temporada. Con el Barça jugándose el pase a la final de la Copa del Rey, en la ida de las semifinales el aspecto del templo azulgrana fue desolador. Ni rastro de las grandes noches. Los 50.959 valientes que desafiaron al frío y al horario acabaron firmando la tercera peor entrada de la campaña, solo por delante del choque frente al Eibar del pasado 19 de septiembre (49.693 aficionados) y ante el Sporting de Portugal (48.336, 5 de diciembre).

Las cifras hablan por si solas y no dejan de sorprender. Echando un vistazo al resto de encuentros de Copa del Rey con el Barça como local, destaca que la visita del Murcia - equipo de Segunda División 'B' - al Camp Nou en los dieciseisavos de final disputados el 29 de noviembre - con un 0-3 cosechado en la ida y sin la presencia de titulares - congregó 17.816 espectadores más (68.775) que en la aciaga noche del jueves, superando a todo un Valencia y en unas semifinales donde aparecen protagonistas ausentes en aquellos lares como Coutinho o el propio Messi

Imagen del Camp Nou en la noche del jueves / FCB

Imagen del Camp Nou en la noche del jueves / FCB

El choque de octavos de final ante el Celta (59.000 espectadores) o el derbi catalán ante el RCD Espanyol de cuartos (80.000) exhibieron también una imagen de un Camp Nou bien distinta a la vivida este jueves donde la Grada d'Animació intentó por todos los medios avivar el frío ambiente que dista mucho del que se puede esperar en Mestalla la próxima semana en una eliminatoria todavía por resolver. En la capital del Turia ya están generando la atmósfera de presión siempre característica en las visitas a Valencia.

Motivos difíciles de combatir

La desapacible imagen del Camp Nou tiene tres causas principales: el horario, el frío y la televisión. Las tres de compleja solución para el club, que está trabajando en un informe interno para conocer las causas de la caída de la asistencia, ya que ninguna depende directamente del Barça. Que el encuentro se disputase un jueves a las 21.30 h de la noche implica, entre otras, la dificultad de muchos aficionados y peñas que provienen de "comarcas" y que ven inviable realizar los desplazamientos teniendo en cuenta que horas más tarde afrontan una jornada laboral.

Ese motivo es aplicable también a todas aquellas familias que optan en dichas condiciones por no asistir al estadio con sus hijos a un partido que no finaliza hasta las 23.20-30, prevaleciendo el descanso previo al último día de la semana en la escuela por delante de animar a los ídolos in situ. "Supongo que el horario no ayuda. El partido acaba tarde y la gente tiene que ir a trabajar al día siguiente. Y es invierno. Desde luego nosotros tratamos de hacerlo lo mejor posible para que disfruten los que vienen", apuntó Valverde al final del partido.

Si a este argumento se le añade el frío, la visita al estadio se complica. Los ocho grados que se registraron durante el partido en el Camp Nou, en un día donde la lluvia fue la gran protagonista hasta dos horas antes del inicio del duelo, provocan que el salir de casa sea una decisión no menos compleja.

Como colofón, el encuentro de este jueves entre Barça y Valencia contó con la retransmisión del canal Gol o, lo que viene a ser lo mismo, se podía ver en televisión por abierto y no de pago como es habitual en competiciones como la Champions o La Liga, completando así una terna de motivos que fue suficiente para muchos a la hora de dejar su localidad vacía en un Camp Nou que pide en silencio volver a ser el de las grandes noches.