Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antoine Griezmann celebra un gol en la final de Europa League en Lyon / EFE

Calma relativa en el Barça por Griezmann

El futbolista podría cambiar de decisión y quedarse en el Atlético de Madrid

4 min

Frente a tanto ruido mediático, una buena dosis de calma. Una incorporación que parecía cerrada y bien atada va camino de convertirse en una ardua pugna en la que todos los implicados están haciendo su juego. Si hace unos días la llegada de Antoine Griezmann al Barça era un hecho, los sucesos acontecidos en las últimas horas han generado cierta preocupación en la dirección deportiva azulgrana. No obstante, abogan por mantener la tranquilidad en una negociación en la que tan solo pueden esperar.

Acordada su incorporación con el futbolista y representante desde hace meses, el trabajo inicial está hecho. A pesar de ello, en el Atlético de Madrid están dispuestos a llegar hasta el final para cambiar el transcurso de una operación que tenía el Camp Nou como punto de destino. Aumentada la oferta económica por el jugador, desde la entidad rojiblanca apuran sus intentos por convencer al francés. Todo vale.

Las últimas informaciones surgidas apuntan que Griezmann tenía tomada su decisión de quedarse en el Wanda Metropolitano --renunciando así a su acuerdo con el Barça-- pero los pitos recibidos este sábado por un sector de la grada, en el enfrentamiento ante el Eibar, han hecho que dude. Visiblemente molesto y con lágrimas en los ojos, el francés vivió un complejo cierre de temporada solo aliviado por los intentos de su compañero Godín de apaciguar los ánimos.

Elogios desde el Camp Nou

El conjunto de Ernesto Valverde volverá al trabajo el 15 de julio y lo hará con la incógnita del futbolista francés resuelta. A pesar de que la intención era poder rubricar el fichaje del ariete antes del inicio del Mundial de Rusia, desde el Atlético de Madrid no se sentarán a negociar por su mejor jugador --una postura que propiciaría un mayor enfado de la parroquia rojiblanca-- y la única solución será a través del pago de la cláusula de recisión, que a partir de dicho mes pasa de ser de 200 millones de euros a 100.

Con el club madrileño percibiendo tan solo 80 millones, el 20% del traspaso corresponde a la Real Sociedad, la operación no podría rubricarse hasta julio aunque desde el Barça también hayan activado la maquinaria para hacer ver al francés que su futuro está en el Camp Nou. Siguiendo los pasos de Luis Suárez, Leo Messi rompió el habitual silencio que le acompaña para hacer un guiño a Griezmann. En declaraciones a RAC1 este domingo, el azulgrana aseguró sobre el francés que "es obvio que me gusta. Es uno de los mejores. No sé si hay algo con él o no, pero nosotros encantados de que vengan los mejores y Griezmann es uno de ellos". Significativo cuanto menos.

Ante la indecisión del futbolista, que pase lo que pase y vaya donde vaya se ha asegurado una mejora importante de sus emolumentos, Barça y Atlético juegan sus cartas a sabiendas de la trascendencia de contar o no con Griezmann en sus plantillas de cara a la próxima temporada. Sin embargo, la decisión es solo suya.