Menú Buscar
Agustí Benedito (dcha.) y Lluís Geli (izq.), muestran delante de las oficinas del FC Barcelona el escrito para iniciar la moción de censura / EFE

Benedito pone en marcha la maquinaria para echar a Bartomeu

Ha entregado en las oficinas del FC Barcelona un escrito para solicitar las papeletas de inicio de la moción de censura

5 min

Viviendo el FC Barcelona su día más largo para arreglar el desaguisado de un verano de fichajes descontrolado, al Camp Nou han llegado esta mañana los empresarios y socios del FC Barcelona Agustí Benedito y Lluís Geli para entregar un escrito en las oficinas del club para solicitar las papeletas que inicien una moción de censura contra la actual junta directiva, presidida por Josep Maria Bartomeu, que podría celebrarse el 2 de octubre.

A partir de hoy, el club azulgrana tiene cinco días hábiles para entregar las papeletas y, una vez los promotores las recojan dentro de este plazo, tendrán el cometido de reunir en catorce días hábiles entre 16.000 y 18.000 firmas de socios, una cifra exacta que se conocerá en próximamente cuando el club cuantifique el 15% de la masa social.

Mayor respaldo

"El reto de recoger las firmas es enorme, pero creo que en este momento lo podemos conseguir. Estoy seguro de que en este momento existen 20.000, 30.000, 40.0000 o 50.000 socios del Barça que coinciden conmigo que la única manera de salir de este lío es que esta junta directiva dimita", ha explicado Benedito.

El que fuera candidato en los dos últimos comicios electorales ha realizado estas declaraciones tras presentar la documentación conforme quiere iniciar el proceso de firmas para realizar el voto de censura. De lograr las firmas requeridas, el Barcelona deberá organizar un referéndum para que se vote esta propuesta, que podría acabar con la destitución automática de toda la junta y, en consecuencia, la celebración de nuevas elecciones, si la masa social lo respalda con el 66'6% de los votos favorables.

A vueltas con el calendario

Benedito ha celebrado la colaboración por parte del club azulgrana para agilizar el proceso, si bien ha explicado que uno de los puntos de discrepancia con la entidad es si el sábado es considerado hábil. Según los promotores de la moción, los sábados no pueden considerarse como un día hábil por lo que argumentan que tienen hasta el próximo viernes 8 de septiembre para recoger las papeletas, un día antes de la disputa del Barcelona-Espanyol que se disputa en el Camp Nou.

De esta manera, si la moción se empieza a contar a partir del siguiente día en que se recogen las papeletas, los impulsores apuntan que el 12 de septiembre sería el primero en el que empezará a contarse como primer hábil. Por este motivo, y según los cálculos de Benedito y Geli, el último día de plazo será el 2 de octubre (en el calendario de Barcelona, la festividad del 24, la Mercè -patrona de la ciudad- pasa al lunes 25).

Más días

Así, dentro del periodo interpretado por los promotores, además del derbi contra el Espanyol aún tendrían tres partidos más (Eibar, Juventus y Las Palmas), al margen de los puntos de recogida que instalarán en Barcelona y Cataluña. "No vamos a regalar tres o cuatro días en el calendario. En el límite de los plazos el quinto hábil con posterioridad a la solicitud de las papeletas sería el 8 de septiembre. A partir de entonces empiezas a contar 14 días hábiles y el límite termina el 2 de octubre. Por lo tanto tendremos la oportunidad de recoger firmas en el partido del Espanyol, del Juventus, del Eibar y el de Las Palmas", ha defendido Benedito.

"Las razones para un voto de censura no pueden responder a criterios deportivos de ninguna manera. Las razones son muy de fondo. La crisis es institucional, social y económica. Y esta junta directiva será imposible que nos saque de aquí", ha zanjado el excandidato del Barça.