Menú Buscar
El Barça celebra uno de sus goles en el partido de Copa del rey contra el Murcia. Bartomeu quiere fichar aunque lo prive el coste salarial / EFE

Bartomeu quiere fichar aunque el coste salarial del Barça lo desaconseje

Para abrir la puerta a algún refuerzo hay que rebajar los 588 millones de euros que el club se gasta para pagar a los jugadores

7 min

Lo dijo hace unos días Josep Maria Bartomeu en la Gala del Fútbol Catalán. De ser verdad, el socio y aficionado azulgrana aplaudirían la decisión y, de paso, seguro que el equipo apuntalaría alguna de las líneas más débiles de esta temporada, que son pocas por los resultados vistos. Se trata de reforzar el equipo. Pero, ¿puede el FC Barcelona fichar esta campaña?

“Miraremos en el mercado de invierno por si hay que hacer algún retoque para luchar por la Copa del Rey, La Liga y la Champions League, pero la verdad es que estamos contentos con la plantilla que tenemos. Aunque la temporada es tan larga que algún retoque hará falta". Estas fueron las palabras de Bartomeu, sin desvelar nada más.

Números preocupantes

El Barça, que según el reciente informe de Sportingintelligence es el equipo de fútbol que mejores salarios paga en promedio a sus jugadores y el cuarto club del mundo en cualquier deporte, ha previsto esta temporada 2017-18 unos gastos de 865 millones de euros. Con un gran peso de la masa salarial, que alcanza unos niveles preocupantes. Algo que no es de extrañar si sus jugadores perciben una media de 141.900 euros a la semana.

Óscar Grau, director general del club, reconoce que los salarios deportivos han pasado “de 365 millones de euros a 479 millones de euros”. La principal razón es el encarecimiento de los fichajes porque “el club quería ser competitivo y ha hecho un esfuerzo importante”. A lo que hay que añadir que las “amortizaciones también se han disparado, de 67 millones de euros a 109 millones de euros“, dice el director general azulgrana.

Dembélé, uno de los fichajes del Barça el pasado verano / EFE

Dembélé, uno de los fichajes del Barça el pasado verano / EFE

La masa salarial representa, por tanto, 588 millones de euros de los 897 millones de euros presupuestados para esta temporada en la última asamblea del club. Aunque hay que recordar que los 588 millones incluyen los sueldos de las secciones. Son el 84% del presupuesto en relación a 707 millones de euros, que son los ingresos presupuestados para esta temporada una vez se les restan los ingresos por ventas de jugadores (Neymar) e inmovilizado.

Para Grau, la cifra “se dispara", pero lo considera "un año extraordinario": "Queremos seguir siendo competitivos. Somos conscientes de que hay que bajar ese porcentaje“.

Ante todo, contención

La masa salarial, situada en el 84%, supone, por tanto, un serio problema para el FC Barcelona. Sobre todo, porque los organismos deportivos sitúan el límite en el 70%, aconsejando que esté en torno al 55%. El banquero Carles Tusquets, presidente de la Comisión Económica Estatutaria (un órgano independiente de la directiva), ha advertido de la situación. “Se ha incrementado en 114 millones de euros la masa salarial de los jugadores. Un 30% más que otros años. En jugadores de edad avanzada. Lo que sitúa ese gasto en consolidado para las próximas temporadas”. Y su consejo es claro, hay que “recuperar el espíritu de la cantera”.

La evolución de la masa salarial hasta el momento había sido positiva. En la 2009-10 se elevó hasta el 77%. Aunque en las temporadas siguientes bajó hasta el 61%. Volviendo a dispararse en la 2014-15, hasta el 73% fruto del triplete. Volviendo a descender de nuevo hasta el 64% de la 2016-17.

Un presupuesto récord

Hay que recordar que la Asamblea de Compromisarios del FC Barcelona aprobó el 21 de octubre un presupuesto récord para esta temporada de 897 millones de euros. Lo que supone un incremento de 189 millones en relación a la temporada 2016-17. Y lo convierte en el mayor presupuesto de la historia de un club deportivo. Muy por delante, por ejemplo, del eterno rival, el Real Madrid, que se tiene que contentar con 690,3 millones de euros.

Arda Turan en un encuentro de la pasada temporada / EFE

Arda Turan en un encuentro de la pasada temporada / EFE

Aunque el presupuesto azulgrana tiene truco: Neymar acabó abandonando el Barça con destino al PSG previo pago de su cláusula de rescisión, estipulada en 222 millones de euros, convirtiéndose en el fichaje más caro jamás llevado a cabo. Este traspaso ha ayudado a multiplicar los ingresos del club, convirtiéndolos en excepcionales. Pero hay que tener en cuenta que no todo el dinero fue asignado a la categoría de ingresos.

Grau explicó en su momento que “se pagaron 222 millones de euros de los cuales, contablemente, restada la amortización, quedaron 188 millones, más una provisión de 44 millones por los signing bonus de la renovación en 2016. El club intuía que podía marchar y por eso depositó el signing bonus en un notario. El club mantiene un litigio”.

Otra previsión

Antes del adiós de Neymar, el Barça trabajó con una previsión de ingresos de 795 millones de euros. Con la explotación del Camp Nou (195 millones), los ingresos audiovisuales (186 millones de euros) y el marketing (300 millones de euros) siendo los recursos que más dinero aportan.  

Ahora, con los números preocupantes que arroja la masa salarial, los comentarios de Bartomeu hay que cogerlos con mucho rigor y seriedad, pues teniendo en cuenta esta información, sería aconsejable que si el Barça se plantea incorporar algún jugador en el mercado de invierno, antes se marche algún futbolista. Arda Turan sería un buen ejemplo, cuyo adiós liberaría una ficha y un importante espacio en la masa salarial, pero antes hay que convencer al turco. Y no parece fácil.