El Barça y el Santiago Bernabéu se cruzan de nuevo

El Wanda Metropolitano parte como favorito para albergar la final copera aunque el estadio madridista no está descartado

Messi celebra un gol en el Santiago Bernabéu / EFE
10.02.2018 00:00 h.
8 min

En un calendario que no da respiro, siempre hay hueco para la polémica sobre qué sede albergará la final de la Copa del Rey. Vista la imposibilidad por designar un estadio antes del inicio de la competición, al menos para la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), los últimos años han estado marcados siempre por la controversia en relación al escenario donde se decide al campeón y en el que el Barça ha formado parte como protagonista principal. Cinco finales consecutivas de los azulgranas, sendas discusiones sobre dónde llevar a cabo la final.

Minutos después de que los de Ernesto Valverde apagaran la caldera de Mestalla a base de saber estar, el debate ya estaba servido. Preguntas en zona mixta a los protagonistas, noticias y multitud de mensajes en redes sociales con el objetivo de encontrar acomodo para el enfrentamiento que medirá a los azulgranas con el Sevilla en una fecha que, para más inri, tampoco está definida. Kafkiano. Un año más.

Los futbolistas del Barça celebran un gol en el Bernabéu / EFE

Los futbolistas del Barça celebran un gol en el Bernabéu / EFE

Mientras en la Real Federación Española de Fútbol se apunta como definitiva la fecha del sábado 21 de abril, en el Barça no están del todo de acuerdo con el momento elegido y meditan si solicitar una permuta. Con el anhelo del triplete en mente, echando cuentas con el calendario en mano, si el estado de bonanza azulgrana se alarga, el conjunto de Ernesto Valverde debería disputar en tan solo tres días la final copera (21 de abril) y la ida de las semifinales de la Champions (inamovible para el 23 o el 24 de abril). Por si fuera poco, aunque se espera que por dichas fechas La Liga se haya resuelto de forma satisfactoria para el conjunto culé, Valencia (14-15 de abril) y Celta (17-18) esperan en el calendario de un mes que no admite descanso.

El Wanda, principal opción pero con incógnitas

Volviendo a la elección del escenario, rara sería la situación en que la final no se llevase a cabo en el Wanda Metropolitano de Madrid. En la que sería su primera final, la extraordinaria sede inaugurada el pasado septiembre no sería inconveniente alguno para Barça ni Sevilla, aunque los andaluces quieran apurar sus opciones de llevarse el partido al Ramón Sánchez Pizjuán o a La Cartuja utilizando como argumento la final del 2015 en la que los azulgranas se proclamaron campeones en el Camp Nou ante el Athletic de Valverde. "Yo ya he jugado una final de Copa en el campo del rival y la verdad es que no me gustaría repetir", aseguró este jueves el ahora técnico culé.

Visión aérea del Santiago Bernabéu / REALMADRID.COM

Visión aérea del Santiago Bernabéu / Real Madrid

No obstante, abogando por el discurso tradicional y habitual de encontrar un estadio que cuente con el mayor aforo posible y el desplazamiento más cómodo para ambas aficiones, las miradas regresan a Madrid. La opción del Wanda Metropolitano pierde fuerza, porque en la fecha de la final está fijado el duelo entre el Atlético y el Betis, difícil de aplazar en caso de que los rojiblancos sigan vivos en la Europa League por el mencionado overbooking que sufre el calendario, aunque están dispuestos a jugar un día después. Si no, el único hueco se encontraría en el 9 de mayo. Entre tanto lío, ahí es donde entra, de nuevo, el Santiago Bernabéu.

Los baños del Bernabéu

Mientras Ivan Rakitic coincidió con Valverde al exponer su negativa a disputar la final en Sevilla, el centrocampista aseguró: "Me he enterado de lo que dijo el presidente del Sevilla. Le invito a Barcelona, si quiere. Encantado de jugar contra mi exequipo, en una ciudad que me encanta, pero bastará con el partido de Liga. Ahora en serio, lo mejor es encontrar un escenario neutral que nos venga bien a todos". Este viernes, quien volvió a poner a Madrid en el foco fue Cristina Cifuentes. La presidenta de la comunidad madrileña afirmó que es "partidaria de que las grandes finales o los grandes acontecimientos deportivos se celebren en Madrid": "En el caso de la Copa del Rey me gustaría porque el fútbol es un deporte muy seguido y aquí en Madrid, aunque hay seguidores de equipos madrileños, queremos disfrutar del buen fútbol".

Con la capital de España sumando adeptos, en multitud de conversaciones, redes sociales y diarios ha vuelto a aparecer un asunto que hace cinco años se convirtió en un monotema que duró más de dos meses. El de los baños del Bernabéu. En la misma situación que la actual, viendo la posibilidad de que el Barça pudiera vencer la Copa del Rey del 2012 en el templo madridista, el Real Madrid abogó por una reforma en los baños como excusa para impedir que la final copera se disputase en la avenida de Concha Espina. La argucia funcionó pero dejó huella en forma de chanza que todavía se utiliza. La realización de hasta diversos actos en el estadio mientras se realizaba dicha reparación dejó patente que detrás de esas inoportunas obras había algo más.

En la actualidad, el Real Madrid, que el fin de semana de la final no jugaría partido al medirse al Sevilla y quedar aplazado, está a la espera de los acontecimientos aunque sabe que sin su aprobación la opción Bernabéu queda descartada. Visto el entuerto, la Federación Española ha convocado para este lunes una reunión con los clubes finalistas para escuchar las propuestas de ambos, donde se espera también que el Barça realice la solicitud del cambio de fecha, y en la que se abordarán también asuntos como la ubicación de los aficionados y otros aspectos más rudimentarios de un partido de dichas características donde, una temporada más, a dos meses vista los seguidores desconocen la fecha e incluso la sede de la segunda competición más importante en España.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información