El Barça se pone a régimen

Los azulgranas necesitan acelerar la operación salida tras la llegada de Coutinho y Mina y el primero en salir es Arda Turan

Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB
13.01.2018 17:45 h.
6 min

Llega enero y tras el atracón en fichajes con la llegada de Philippe Coutinho y Yerry Mina, el Barça necesita aligerar peso si quiere seguir su transcurso en las diferentes competiciones sin sobresaltos económicos. Con el cupo de las incorporaciones cubierto, al menos por este mercado invernal, todo el trabajo en las oficinas del Camp Nou se centra en dar salida a un buen número de jugadores que no cuentan para Ernesto Valverde y que complican poder cuadrar los números a final de mes.

Con una elevada masa salarial que preocupa en la entidad, los 18 días restantes de mercado deben convertirse en un alivio en forma de salidas para un Barça que no esconde la necesidad de vender.

Arda ve la luz

El primero en salir será Arda Turan. Una vez perdida cualquier esperanza de convertir al turco en futbolista aprovechable para la disciplina azulgrana, los últimos meses del jugador en Barcelona se han dividido entre el ostracismo futbolístico y la desesperación de la entidad a la hora de encontrarle una salida. Su alta ficha e inasumible para muchos clubes, ronda los ocho millones de euros, y su poca voluntad a la hora de abandonar el Camp Nou han convertido su caso en suplicio para un área deportiva que ha encontrado, a medias, una solución para él.

Arda Turan en un encuentro de la pasada temporada / EFE

Arda Turan en un encuentro de la pasada temporada / EFE

El ex del Atlético se marchará este invierno al Basaksehir de Estambul cedido para las dos próximas temporadas, en las que el Barça podrá seguir intentando vender al futbolista y los turcos tendrán tiempo para meditar si se hacen con los servicios del otomano. Por ahora, a corto plazo, nada de recuperar los cerca de 40 millones que costó en 2015 en un movimiento más electoral que deportivo en plenas elecciones a la presidencia azulgrana.

A la espera de otras operaciones

Solventada la salida de Arda, el Barça sigue con otros frentes abiertos. Rafinha, Deulofeu, Mascherano Aleix Vidal son los otros cuatro nombres que parten con todos los números de salir en este mercado invernal aunque en condiciones distintas. Mientras que al extremo de Riudarenes se le busca un traspaso prácticamente a toda costa, la temporada del regreso no ha sido como se esperaba e incluso no ha aprovechado la oportunidad que le surgió con la lesión de Dembelé, situación similar a la de Aleix Vidal, en el caso de Rafinha el club azulgrana no quiere rebajar su pretensión de obtener más de 20 millones por él y también valora una posible cesión como mal menor. En el caso del central argentino, su marcha a China es cuestión de días.

Mazinho, padre y representante del centrocampista brasileño, estuvo este viernes en las oficinas del Camp Nou y está a la espera de que el Barça de el visto bueno a la operación con el Inter de Milán. El acuerdo entre los italianos y el futbolista es total y tan solo falta el entendimiento entre clubes. Los azulgranas no están dispuestos a dejar escapar al brasileño - ven al futbolista como el de más valor de los cuatro transferibles - por menos de 20 millones de euros, una cifra que dista mucho de la que han ofrecido desde Italia. La negociación se presenta larga.

Negociaciones lejos de cerrarse

En referencia a Aleix Vidal, su adiós no será sencillo. Aunque el destino escogido es el Sevilla, que quiere al lateral de nuevo en sus filas, el problema vuelve a residir en el acuerdo entre clubes. Los andaluces buscan una cesión hasta final de temporada, para luego elegir en vistas al rendimiento, mientras que en el Barça solo están dispuestos a que salga a cambio de una opción de compra fijada. 

Aleix Vidal, Mascherano y Sergio Busquets en un entrenamiento del Barça

Aleix Vidal, Mascherano y Sergio Busquets en un entrenamiento del Barça / FCB

Otra operación que se complica es la de Gerard Deulofeu. El extremo, sin hueco en el ataque tras el regreso de Dembelé y la incorporación de Coutinho, no acaba de encontrar un destino. Mientras se especuló con la opción del Nápoles, una posibilidad que se diluyó cuando Aurelio De Laurentiis, presidente de los italianos, reconoció su preferencia por incorporar a Simone Verdi antes que al azulgrana, otros clubes fueron sonando pero todavía sin ninguna oferta seria por un futbolista de la casa que ya ha comprobado que su futuro está lejos del Camp Nou. 

¿Quiere hacer un comentario?