Menú Buscar
Los jugadores del Barça celebran el gol de Suárez contra el Valencia en las semifinales de la Copa del Rey / EFE

A Messi no lo para ni el frío

El Valencia especuló con el marcador durante 90 minutos y acabó sucumbiendo a la calidad de Messi y la definición de Suárez

3 min

Mucho frío y poco espectáculo en el Camp Nou. El Barça ha superado al Valencia por 1 a 0 en la ida de las semifinales de la Copa del Rey en un partido gris, donde el frío de la ciudad Condal ha helado la creatividad del juego azulgrana.

El Barça ha apostado por lo de siempre. Posesión del balón y una presencia en campo contrario que ha ahogado al Valencia durante algo más de 65 minutos. Hasta que Suárez ha abierto la lata, como no, a centro de Messi. La dupla argentino-uruguaya es imparable, incluso en las noches más espesas.

La jugada ha sido otra reliquia del crack argentino, veloz en la banda izquierda ha sacado un centro cuando el balón ya rozaba la cal que Suárez ha rematado solo en el segundo palo.

El Valencia apostó por Mestalla

El Barça ha estado estático, lento y sin electricidad, pero la magia de Messi define partidos. El Valencia se ha presentado en el Camp Nou con la ventaja de la vuelta en Mestalla y los de Marcelino han querido especular, con una buena propuesta defensiva dadas las bajas del conjunto ché, que ha conseguido irse al descanso sin que el guardameta Domènech tuviera que emplearse a fondo.

Un empate en Can Barça en una eliminatoria a 180 minutos es una buena apuesta para intentar llegar a la final. Aun así, el juego de los valencianos ha sido triste y, finalmente, fallido. Des del saque de inicio la conformidad de los visitantes ha sido desproporcionada. Pérdidas de tiempo y un juego defensivo excesivo, han condenado a Vietto y Rodrigo, los delanteros titulares de este jueves, a encontrarse solos ante una defensa que a día de hoy es un muro, Piqué y Umtiti. 

Todo se decidirá en Valencia

El desgaste físico y psicológico del Barça ha surgido efecto, y una vez Messi ha conseguido desequilibrar la balanza con su asistencia a Suárez, el Valencia ha abandonado su idea inicial. Marcelino ha movido el banquillo y el Valencia ha estirado al equipo.

Con ello se han visto ocasiones de peligro en ambas áreas, pero ni el Barça ha podido encarrilar la eliminatoria, ni el Valencia ha podido intercambiar roles y marcar fuera de casa. Pudo empatar Santi Mina casi al final del partido, pero Cillessen enmendó su mala salida enviando el balón a córner. Con el 1 a 0, la eliminatoria queda abierta y todo se decidirá en Mestalla.