Menú Buscar
El juvenil A del Barça celebra su victoria ante el Málaga / FC Barcelona

El Barça reacciona y blinda a sus juveniles

El club azulgrana aumentará sus cláusulas hasta los seis millones de euros para evitar futuras fugas

5 min

El Barça no lo va a poner fácil. Hastiado de ver cómo temporada tras temporada alguno de sus jóvenes talentos decide emprender una aventura lejos de la Ciutat Esportiva Joan Gamper. En los últimos meses, el club ha observado como jugadores como Sergio Gómez, Jordi Mboula o Eric García buscaban nuevos retos en otros clubes europeos de primer nivel, algo por lo que la dirección deportiva azulgrana ha optado por dificultar la salida de las promesas.

Sabedores que la actual cláusula de tres millones de euros que aparece en todos los contratos de los futbolistas juveniles ha quedado exigua, el Barça ha decidido doblar la apuesta y blindar a los suyos. La entidad está dispuesta a variar dicha condición para doblarla hasta los seis millones de euros en los futuros acuerdos. No hay marcha atrás. En los próximos meses, cualquier futbolista juvenil deberá abonar dicha cantidad en el momento que quiera dejar La Masía para recalar en otra institución. 

La decisión llega días más tarde que el juvenil azulgrana se proclamase, por segunda vez en su historia, campeón de la Youth League. El equipo de García Pimienta, ahora técnico del filial azulgrana, goleó en la final a cuatro de Nyon a Manchester City y Chelsea para proclamarse campeón de europa con una generación de futbolistas tan prometedores como Riqui Puig, Álex Collado, Carles Pérez o Alejandro Marqués, entre otros.

¿Por qué se marchan los futbolistas?

Aunque los motivos son diversos y las salidas no siempre responden a un mismo patrón, una de las causas más repetidas a la hora de tomar la decisión de dejar el Barça reside en el primer equipo. Mientras en el club azulgrana son partidarios de no garantizar a futbolistas juveniles su participación al más alto nivel en el conjunto de Ernesto Valverde, gran parte de las propuestas que llegan desde clubes europeos ofrecen a los jóvenes talentos culés la opción de entrenar, e incluso disputar algunos minutos, en el primer conjunto. 

Junto a una mejora sustancial en el ámbito económico, la cláusula que les permite formar parte de los entrenamientos del primer equipo junto la posibilidad más veloz de dar el salto a la élite acaba decantando la balanza para aquellos que dudan sobre su continuidad en el fútbol base azulgrana.

Los jugadores del juvenil del Barça celebran un gol

Los jugadores del juvenil del Barça celebran un gol / FC Barcelona

Uno de los elementos que tienen muy presente en la dirección deportiva azulgrana, así como el gabinete jurídico, es la proporcionalidad de la cláusula que se impone en relación con el suelo que percibe cada futbolista. Mientras que infantiles y cadetes no reciben remuneración, se lleva a cabo compensaciones económicas como el transporte, becas o viajes familiares. 

En el caso de los juveniles, los futbolistas sí cuentan con un salario y la cláusula impuesta no debe salirse de los parámetros que marca la ley, dado que la FIFA podría denunciar dicha práctica. "Las cláusulas deben ser proporcionales a los salarios. Si las cláusulas son excesivas, cualquier juez puede considerarlas abusivas y, por lo tanto, nulas", apuntó en su momento Josep Vives.

Explorando al máximo todas las posibilidades, en el Barça tienen muy claro que no podrán evitar todas las salidas, pero sí minimizarlas en un mundo futbolístico donde los juveniles también juegan sus particulares partidos en los despachos.