Menú Buscar
Luis Suárez lamenta una ocasión errada / EFE

El Barça añora a Luis Suárez

El delantero no encaja en el nuevo sistema de Ernesto Valverde y en cada jornada se le ve más incómodo

22.10.2017 14:01 h.
3 min

Por más que desde el club llamen a la prudencia y la normalidad, en el Barça existe ya la alarma Luis Suárez. Expresivo como pocos en un campo de fútbol, al uruguayo no le están saliendo las cosas como esperaba en este inicio de temporada. Y en su rostro lo ejemplifica a la perfección. Mientras el equipo de Ernesto Valverde va superando obstáculos con cierta solvencia, al delantero se le atragan todos y su desesperación es cada vez más visible con el paso de los encuentros. Se le espera pero está lejos de llegar.

Ante el Málaga no solo amplió su mala racha goleadora. También puso en liza que en el nuevo sistema de Ernesto Valverde su figura queda relegada a un plano que no parece dispuesto a asumir. Escorado a la banda izquierda, en el dibujo asimétrico asentado por el 'Txingurri', el uguruayo prácticamente no pisa área y para un ariete de sus características, donde el gol predomina por delante del juego asociativo, dicha circunstancia es algo díficil de llevar.

Luis Suárez remata ante la mirada de Prieto / EFE

Luis Suárez remata ante la mirada de Prieto / EFE

Cierto es que en el planteamiento de Valverde, Luis Suárez queda liberado de las tareas defensivas igual que Messi. Pero ni por esas. Al delantero charrúa se le ve precipitado, algo atolondrado y disparatado en sus acciones en busca de goles que no llegan y que ante el conjunto de Míchel se escaparon en acciones insólitas en su juego. Su sustitución por Paco Álcacer, vista la situación no sería descabellado que el ex del Valencia tuviera que abandonar el ostracismo que vive, fue la gota que colmó el vaso en un nuevo mal día en la oficina.

El juego sin el tridente

Forjada una amistad dentro y fuera del terrreno de juego, a Luis Suárez se le veía acoplado a las mil maravillas junto a Messi y Neymar escoltándole desde las bandas. Aprovechando el desborde y la calidad de sus compañeros, el uruguayo disfrutaba de cada encuentro. Pero las cosas han cambiado. A la espera de ver cómo funciona el nuevo tridente con la figura de Dembelé, hasta 2018 no se espera su regreso a los terrenos de juego, los intentos de convencer de Deulofeu no esconden que el de Riudarenes no es el mejor socio a la hora de asistir.

Después de la disputa de nueve jornadas, Luis Suárez solo ha logrado tres goles en 11 encuentros. Todos en Liga. En Champions ni se ha estrenado igual que le ocurrió en la Supercopa de España. A Valverde el diez le funciona pero sigue esperando el regreso de un nueve capital para un Barça que quiere aspirar a todo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información