Menú Buscar
El Barça frente al Betis en la primera jornada de la liga 2017-18 / EFE

Balsámico triunfo del Barça ante un inofensivo Betis

El conjunto culé, liderado por Messi, se impone 2 a 0 en un flojo partido ante 60.000 espectadores

5 min

Sin grandes alardes y a años luz de épocas mejores, el Barça se ha impuesto 2-0 al Betis en el primer partido de liga jugado en un Camp Nou con media entrada. Un triunfo balsámico ante un decepcionante rival para una temporada en la que deberá hacer mucho más el equipo culé de lo que ha demostrado hoy en el campo si quiere cerrar la herida deportiva y social que ha dejado la marcha de Neymar.

Arrancó el partido el Barcelona muy animado a pesar de las bajas de Iniesta, Suárez y Piqué, este último en el banquillo. Valverde presentó su habitual dibujo 4-2-3-1 ante uno de los equipos que están llamados a ocupar los puestos altos de la tabla esta temporada después de los fichajes que ha hecho este verano. Un estreno que en los primeros compases de encuentro ya dejó claro el plan del técnico azulgrana: asedio constante, pero sin brillo.

Siempre Messi

En los cuatro primeros minutos dos oportunidades y a los 13 minutos una falta lanzada por Messi rozando el larguero fueron los primeros avisos. La oportunidad más clara que el delantero argentino tuvo en sus pies llegó en el meridiano de la primera parte, con un lanzamiento que rozó el palo de la portería de Adán.

Pese a tener continuidad en el dominio del balón, con el Betis pertrechado atrás, sin sentirse en ningún momento con el agua en el cuello, el Barça comenzó a acusar con el paso de los minutos la baja de los presentes y, como no, del “fugado”.  Un problema que solucionó Messi, siempre bien escudado por Busquets y Sergi Roberto, que haciendo de las suyas, tras estrellar un balón de falta al poste, anotaó el primer gol (m. 36) con la colaboración del defensor bético Tosca después una buena combinación con Delofeou (m. 36).

Sergio Roberto

Sergio Roberto celebra con Messi su gol (2-0) / EFE

Con el Betis tocado, y sin aprovechar Sergio León una clara oportunidad un minuto después, el partido pasó del 1-1 al 2-0 gracias a Sergio Roberto (m. 39), que chutó desde dentro del área un balón recuperado por Delofeu tras error de Fedal. Un roto para el conjunto bético, blando e inofensivo en toda la primera parte, y un respiro para el conjunto de Valverde, que con dos goles de golpe y porrazo se fue a la ducha con el marcador muy aliviado.

Todo un suplicio

Ni en la segunda parte despertaron los béticos de su letargo futbolístico. Sin demostrar nada de nada, algo muy raro en los equipos que prepara Quique Setién, el Barcelona siguió a lo suyo: controlar el balón de forma insulsa y sin apenas destellos que levantar a los casi 60.000 espectadores congregados en el Camp Nou. Tan solo el segundo poste de Messi (m. 16) animó unos minutos a una grada que se fue contagiando del aburrido partido.

Sin nada ofensivo el Betis, el Barça ganó en comodidad en el campo y dejó pasar el tiempo hasta que de nuevo Messi volvía a mandar por tercera vez el balón a la madera. Otro latigazo del argentino, en su línea de siempre, para despertar a los espectadores del suplicio de partido.

Más fichajes

Con el pitido final, los andaluces se vuelven a Sevilla dejando una muy mala imagen y sin pescar en río revuelto después de la herida que dejó en el conjunto azulgrana la eliminatoria de Supercopa. El Barcelona, agarrado a Messi, consigue levantar algo el ánimo de una hinchada que exige más fichajes viendo el juego que los suyos están desplegando. Y solo quedan dos semanas para fichar, Bartomeu.