Menú Buscar
Un lance del partido entre los clubes Quabit Guadalajara y BM Logroño Rioja / BMGUADALAJARA

El balonmano español se rompe en dos

La liga Asobal quiere que sus clubes impugnen la última asamblea general de la federación y que el CSD intervenga

24.06.2018 00:00 h.
5 min

Guerra abierta en el balonmano español a raíz del nuevo convenio que deben firmar clubes y federación. Un choque en toda regla derivado de la Asamblea General de la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM) de hace una semana que aprobó el convenio negociado por el ente federativo y la Asociación de Clubes de Balonmano, Asobal, a falta de la firma definitiva por parte de ambas entidades en próximas fechas.

El problema es que la firma no llegará porque la Asobal ha recomendado a sus clubes asociados presentes en la asamblea "impugnar" los acuerdos aprobados y que le afectan, al entender que "no se ajustan al convenio vigente entre ambas entidades". Sobre todo, porque no está de acuerdo en otros puntos que se trataron, especialmente en devolver la competencia de la Copa del Rey a la RFEBM sin haberse contemplado una serie de condiciones que ya avisó la Federación que no aceptaría.

Reacción de la Asobal

La cuestión es que la Asobal ha convocado una asamblea extraordinaria para el próximo 5 de julio en Madrid y ha anunciado su decisión de remitir un escrito al solicitar al Consejo Superior de Deportes (CSD) su intervención. "Remitir al Consejo Superior de Deportes un escrito de solicitud de intervención vinculante ante la unilateralidad de la Real Federación Española de Balonmano presentando en su Asamblea General un convenio no pactado con Asobal", cindica la Asociación de Clubes en su nota.

La Asamblea General celebrada en Oropesa de Mar da el "sí" a diferentes propuestas /

La Asamblea General celebrada en Oropesa de Mar da el "sí" a diferentes propuestas / RFEBALONMANO

Por su parte, el presidente de la RFEBM, Francisco Blázquez, se ha mostrado convencido, pese al tenso momento por el que atraviesa la negociación del nuevo convenio, de que finalmente se llegará a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. "Busquemos un punto en común, que los tenemos, por el bien del balonmano. El problema es que la Federación no ha estado dispuesta en este convenio a dar un cheque en blanco a la Asobal", ha señalado Blázquez.

En este sentido, el presidente de la Federación ha reducido a dos los puntos que en estos momentos separan las posiciones de ambas instituciones para acordar un nuevo convenio. El primero es la voluntad de su organismo, que según lo fijado en las negociaciones se encargaría de organizar la Copa del Rey, de gestionar los derechos de imagen de las primeras rondas del torneo copero.

Los derechos de imagen

"Lo que siempre se habló fue ceder a la Asobal los derechos de imagen de la fase final de la Copa del Rey, al entender que ellos podrían tener una merma económica si no tenía la fase final", ha dicho Blázquez. "Pero la Federación gestionaría los derechos de imagen de las rondas previas con la intención de poder darle una mayor visibilidad al balonmano español. Intentar que tengamos partidos que se puedan ver en abierto", ha añadido. Un reparto al que, según Blázquez, la Asobal no se muestra favorable al entender que ella debe ser la que negocie "el computo total" de los derechos.

Los jugadores del Bidasoa Irún en un tiempo muerto / CDBIDASOAIRUN

Los jugadores del Bidasoa Irún en un tiempo muerto / CDBIDASOAIRUN

La otra fuente de discrepancias entre la Federación y la Asociación de Clubes reside en la cláusula por la que la Asobal tendrían la potestad de expulsar a un equipo de la competición si no cumple los requisitos establecidos por la propia asociación. "En este sentido, la exclusión es algo que compete solo a nuestros órganos jurisdiccionales", ha recordado Blázquez.

Divergencias todas ellas que han llevado a unos y otros a que se enzarcen en una tensa disputa que nadie se atreve ahora a aventurar su solución. La Asobal  incluso metiendo al CSD, ya que piensa que lo acordado no se ajusta a lo pactado con el anterior secretario de Estado, José Ramón Lete. La RFEBM intentando no poner en aprietos a otros organismos."Tenemos que solucionarlo entre la gente del balonmano. Buscar un punto de entendimiento que seguro que lo vamos a encontrar", ha sentenciado Blázquez.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información