Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Leo Messi durante su llegada a Barcelona / EFE

Argentina sucumbe ante la presión y cancela el amistoso en Israel

La presión del entorno y de los futbolistas logra su objetivo

2 min

Argentina parece abonada a la polémica siempre que hay un Mundial por medio. A pesar de buscar en Barcelona la calma necesaria para afrontar la cita en Rusia, los últimos días han resultado altamente complejos para la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) a raíz del amistoso programado ante Israel. Sufriendo multitud de presiones del entorno, añadidas a la negativa de los futbolistas argentinos de disputar el encuentro del sábado, el organismo ha decidido suspenderlo.

"Me parece bien que se haya suspendido el partido de la Argentina con Israel. Se ha hecho lo correcto, no valía la pena. Lo que pasa en esos lugares, donde matan tanta gente, como ser humano no se puede aceptar de ninguna manera. Las familias de los jugadores estaban sufriendo por las amenazas", aseguró Hugo Moyano, vicepresidente segundo de la AFA.

Multitud de protestas

En las últimas horas, distintas organizaciones se manifestaron en contra de este amistoso tanto en Argentina como en España, concretamente en la Ciutat Esportiva Joan Gamper, donde se entrena la albiceleste a la espera del Mundial de Rusia. Este martes, un grupo de treinta seguidores pro-palestinos se presentaron en la sesión de entrenamiento con pitos y gritos en contra del amistoso así como con camisetas de la albiceleste manchadas de rojo.

En esa línea, con Leo Messi como protagonista, Jibril Rajoub, presidente de la Federación Palestina de Fútbol, aseguró que  “iniciaremos una campaña contra la federación argentina, apuntando personalmente a Messi que cuenta con decenas de millones de seguidores en los países árabes y musulmanes. Pedimos a todos quemar las camisetas con su nombre y sus posters”. 

Sin el amistoso, la AFA ya trabaja en la búsqueda de un último encuentro antes de viajar a Rusia.